En su mayoría se trata de grupos de familias o jóvenes no acompañados.

TUCSON, Arizona — Más de 600 inmigrantes indocumentados fueron detenidos en la frontera de Arizona con México en las últimas 48 horas, según dio cuenta la Patrulla Fronteriza (CBP) del Sector Yuma.

En su mayoría se trata de grupos de familias o jóvenes no acompañados originarios de Guatemala, que, sumando 654 inmigrantes, se entregaron voluntariamente a los agentes en diferentes operativos el lunes y el martes, informó la agencia federal en un comunicado de prensa.

Los migrantes no tienen relación con la caravana que, procedente de Honduras, actualmente viaja a través de México, aclaró CBP.

Ingresaron ilegalmente al país cerca del puerto de entrada de San Luis, donde, de acuerdo con la agencia federal, existe una infraestructura “obsoleta” del muro que permite el cruce de los migrantes.

Se indicó además que números más grandes de personas han comenzado a cruzar ilegalmente en partes poco profundas del Río Colorado, cerca de la población fronteriza de Yuma.

El pasado lunes por la noche, un grupo de 55 centroamericanos cruzó el río y se entregó voluntariamente. De acuerdo a las autoridades, la mayoría eran guatemaltecos.