El servicio de inmigración de Estados Unidos dijo el martes que, entre el 5 de septiembre y el 2 de octubre se han recibido unas 104,000 solicitudes de renovación de DACA (67.5%) de un total aproximado de 154,000. 

El programa DACA entró en vigor el 15 de agosto de 2012 y protege de la deportación a unos 800,000 jóvenes indocumentados que entraron siendo niños a Estados Unidos (antes de cumplir los 16 años) y se les conoce como dreamers o soñadores. El beneficio también incluye un permiso de trabajo renovable cada dos años.

La Acción Diferida del 2012 (DACA) fue cancelada el pasado 5 de septiembre por el fiscal general, Jeff Sessions. Ese día el funcionario anunció que los permisos de trabajo que vencen entre el 5 de septiembre y el 18 de marzo de 2018, tienen plazo hasta el 5 de octubre para renovarlos.

Pese a la cancelación de DACA, los jóvenes no se rinden y prometen que seguirán batallando para que el Congreso apruebe una ley que les otorgue un estatus legal permanente.

“Este es el momento para renovar el permiso de trabajo, pero también para insistir ante el legislativo por una opción permanente”, dijeron los activistas. “Seguiremos insistiendo”.

Organización permanece en estado de alerta y junto con empresas que apoyan a los dreamers están presionando a los congresistas  demócratas y republicanos en la Cámara de Representantes y el Senado para que “lleven a los respectivos plenos el Dream Act 2017”, una iniciativa de ley bipartidista que incluye la residencia legal permanente para los dreamers, quienes después serán elegibles para la ciudadanía.