“Después de consultar con mis generales y expertos militares, el Gobierno de Estados Unidos no aceptará ni permitirá individuos transgénero en el Ejército”, afirmó el Presidente de Estados Unidos, Donald Trump en su cuenta de twitter.

El Presidente además dijo que las Fuerzas Armadas “no pueden estar cargadas con los tremendos costos médicos y la disrupción que generarían las personas transgénero”. 

En un segundo twitter el presidente manifestó “Nuestros militares deben estar enfocados en la victoria abrumadora y decisiva, y no pueden estar cargados con los tremendos costos médicos y la disrupción que generarían (los transgéneros). Gracias”, agregó.

Según estimaciones oficiales, hay entre 2.500 y 7.000 transgéneros entre los 1,3 millones de uniformados en funciones. Se trata de militares que declararon su orientación sexual después de su integración a las fuerzas. Hasta el año pasado, podían ser expulsados de las fuerzas armadas si revelaban sus inclinaciones. Por ahora, el gobierno no aclaró qué sucederá ahora con estos oficiales.

Las personas transgénero podían prestar servicio abiertamente, recibir cuidado médico y cambiar su identidad de género en el sistema del Pentágono desde octubre. Pero la anterior administración le había dado al ejército plazo hasta julio para desarrollar políticas para aceptar en sus filas a personas que ya se hubiesen identificado como trans.

Reacciones

Las reacciones entre grupos que defienden los derechos de la comunidad LGBTQ han manifestado su rechazo a la disposición del mandatario.