Algunas predicciones meteorológicas indican que podría terminar convirtiéndose en otro ciclón bomba con efectos destructivos en las costas, fuertes vientos y nevadas. El fenómeno coincide con la marea alta que traerá la luna llena.

Una poderosa tormenta invernal afectará viernes y sábado el noreste de Estados Unidos con inundaciones costeras que pueden causar destrucción a la infraestructura, fuertes vientos y copiosas nevadas.

Las predicciones meteorológicas indican que puede tratarse de la más destructiva de esta temporada invernal, incluso la peor en décadas para zonas costeras.

El Servicio Nacional del Meteorología alertó en un boletín de este viernes que las nevadas serán intensas sobre Nueva York, donde la acumulación ya alcanza un pie de altura.

En lo que respecta a los vientos, se espera que se intensifiquen a partir de este viernes a velocidades que podrían alcanzar las 70 millas por hora en el noreste y a 60 millas por hora en zonas más al sur como Washington y Baltimore.

Esto significa que la intensidad será similar a los generados por el huracán Sandy.

Lo que podría complicar las cosas es la visibilidad en las carreteras cuando la nevada coincida con los fuertes vientos.

Consulado de Guatemala en Silver Spring, Maryland. Foto: elPaís502

El consulado de Guatemala en Maryland, Silver Spring  se encuentran cerrado este viernes 2 de marzo debido a que el gobierno federal emitió una alerta de cierre de todas oficinas de gobierno. La amenaza son los fuertes vientos huracanados ya que se espera ráfagas de más de 80 kilómetros por hora que pueden generar caída de arboles y tendido eléctrico.

El mensaje de las autoridades es que las personas no salgan de sus viviendas y se resguarden mientras dura la advertencia.