Los niños guatemaltecos Ezequías López, de 6 años, y su hermano Nixon, de 11, perdieron la vida luego que el coche en el que viajaban fue impactado en una calle de Oakland, en el norte de California. Su madre resultó gravemente herida. 

No hay palabras para describir el dolor del guatemalteco Nixon López, quien prepara el entierro de sus dos únicos hijos, de apenas 6 y 11 años. Los niños fallecieron luego de que el automóvil que conducía su madre fue impactado violentamente por otro auto en una intersección de Oakland, en California, el pasado 16 de agosto, según reportaron los medios locales.

“Yo tengo la certeza de que los voy a volver a ver. No se va a dar en esta tierra, se va a dar en la pronta venida de Él (Dios)”, expresó con tristeza López en una entrevista con Univision 14. Durante el fatal accidente, el centroamericano se encontraba trabajando.

De acuerdo a la investigación preliminar, durante la noche del 16 de agosto la esposa de López, Magda Ovallez, conducía el vehículo y al momento de cruzar en una intersección, fue sorprendida por otro automóvil. La mujer, originaria de Guatemala, resultó gravemente herida, pero sus dos hijos (Ezequías, de 6 años; y Nixon, de 11) fueron declarados muertos en el hospital.

El chofer del otro vehículo permaneció en la escena y cooperó con las autoridades. El fuerte impacto destrozó por completo un costado del coche de la familia López, un vehículo compacto de color azul, según se observa en las imágenes capturadas tras el percance.

La comunidad de Oakland se ha conmovido por la muerte de estos niños, quienes han sido descritos como “dulces, divertidos y cariñosos”. Una cuenta en la página GoFundMe se abrió para cubrir los gastos de los funerales y las facturas que se generen por la atención médica de la madre.

“Estamos profundamente entristecidos por la pérdida de estos estudiantes cuyos futuros brillantes fueron truncados. Sólo podemos imaginar el dolor sentido por la familia López en este tiempo y nuestro más profundo amor y simpatía están con ellos”, se expresa en el portal donde se colectan los donativos.

Precisamente, la fé es lo único que lo mantiene en pie en estos momentos, dice el señor López. “Todo tiene un propósito para Dios”, expresó con resignación.

 

Con Infomación de KTVU.com