Esta mañana desde la Casa Blanca el presidente Donald Trump en compañía de los senadores republicanos David Perdue, de Georgia, y Tom Cotton, de Arkansas, presentaron una nueva propuesta de ley que pretende reformar el sistema de inmigración.

El senador Cotton señaló que la nueva versión de esta ley tiene dos objetivos; ayudar a los trabajadores de Estados Unidos a tener mejores salarios y a mejorar la calidad de vida dentro de su territorio.

Afirmó que el ingreso de las personas a Estados Unidos, debe basarse en las habilidades laborales y la capacidad para hablar inglés, porque actualmente sólo 1 de cada 15 inmigrantes que llegan al país aporta a la fuerza laboral.

De acuerdo a los senadores, 1.1 millones de personas ingresan a Estados Unidos anualmente de forma legal, el objetivo es reducir a la mitad el número de ingresos.

“los inmigrantes que logren entran deben tener las mejores competencias profesionales, hablar inglés y contribuir a la economía al crear nuevos negocios y empleos” dijo el senador Cotton.

Esta reforma ayudará a arreglar  el “sistema roto” de forma estratégica para posicionar a Estados Unidos como líder económico a nivel mundial afirmó Donald Trump, quién refrendó su apoyo al proyecto para que sea aprobado en el Congreso.

Respaldo en Washington, DC?

Se necesitan 60 votos para pasar este nuevo proyecto de ley en el Senado y varios senadores demócratas se han pronunciado en rechazo a este tipo de propuestas que dejan fuera una reforma migratoria integral.

 

Aquí la conferencia de prensa completa desde la Casa Blanca.