Una redada de inmigración en el área de Los Ángeles, California, terminó con cerca de 150 detenidos, informaron las autoridades federales a Fox11 el miércoles por la tarde.

La operación, a cargo del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés) se enfocó en inmigrantes con antecedentes penales y quienes habían violado las leyes migratorias, según la estación.

La operación en Los Ángeles comenzó el domingo y finalizó el martes, y estuvo enfocada en delincuentes convictos y personas que habían violado las leyes de inmigración, de acuerdo a Giles, quien agregó que el 90% de los detenidos tenían “condenas criminales”.

Texas y Wisconsin en la mira de ICE

En el norte de Texas y en el vecino Oklahoma, a lo largo de 10 días las autoridades de Inmigración detuvieron a 98 personas, entre los cuales habían indocumentados condenados por delitos graves y fugitivos.

Según ICE en total se capturaron a 330 personas, varios de ellos con condenas penales y se tuvo como prioridad “el arresto de delincuentes”, según un comunicado de ICE.

Los delitos por los cuales se perseguían fueron: condenas por asalto, asalto sexual, abuso infantil, violencia doméstica, manejo bajo la influencia del alcohol, robo de identidad y reingreso ilegal al país.

Además, según la versión de ICE, 5 de los detenidos supuestamente pertenecen a la banda criminal organizada conocida como Mara Salvatrucha o MS-13, por lo que serán procesados y deportados.

Autoridades no dieron a conocer las nacionalidades de los detenidos.