El alcalde de Chicago, Rahm Emanuel, demandará este lunes ante una corte federal, al gobierno del presidente estadounidense Donald Trump por las amenazas de retener fondos para la seguridad pública de las llamadas “ciudades santuario”

“Chicago no permitirá que se aíslen y violen los derechos fundamentales de nuestros residentes. “Chicago nunca renunciará a nuestra condición de ciudad acogedora”, anunció el alcalde Rahm Emanuel a través de un comunicado de prensa.

Hace dos semanas el Fiscal General de Estados Unidos, Jeff Sessions, anunció que el Departamento de Justicia prohibiría a las “ciudades santuario” recibir fondos del programa Byrne JAG, que reparte unos 375 millones de dólares anuales destinados a personal, equipo y entrenamiento para la seguridad pública.

La iniciativa del Departamento de Justicia podría afectar a unas 200 entidades locales, que protegen de la deportación a los inmigrantes, entre las que se incluyen las grandes urbes del país como Los Ángeles, Chicago y Nueva York, gobernadas por la oposición demócrata.

Los Ángeles en defensa de sus migrantes

En una entrevista que realizó el Alcalde de la ciudad de Los Ángeles, Eric Garcetti, a un medio local, pidió a los inmigrantes no tener miedo.

Aquí en Los Ángeles los vamos a proteger. Estamos luchando en las cortes contra las órdenes del presidente Trump”. afirmó.

Esta acción judicial que ha iniciado el alcalde de la ciudad de Chicago, es solo el principio de la batalla de las ciudades santuario ante los tribunales. El Procurador General de California, Xavier Becerra, estudia ya presentar la segunda demanda.