Después de que la Corte de Constitucionalidad dejó fuera de la contienda electoral a las candidatas Zury Ríos del Partido Valor y a Thelma Aldana, del Movimiento Semilla, para las votaciones del 16 de junio, el tablero electoral se aclara y los demás partidos políticos contarán con tan solo un mes para convencer al electorado y ser el rival de, seguramente, Sandra Torres del Partido Unidad Nacional de la Esperanza (UNE).

Según analistas consultados por Prensa Libre, a partir de ahora los partidos llamados “pequeños” deben comenzar una carrera agresiva para capturar el “voto huérfano” de las ex presidenciables Aldana y Ríos del partido Valor, quien el lunes 13 quedó fuera de la contienda electoral del 2019, después de que la CC resolvió con base en el artículo 185 de la Constitución Política que prohíbe la participación de familiares de quienes hayan dado golpe de Estado.

De acuerdo con diversos sondeos de opinión, entre ellos la encuesta de Cid Gallup, abajo del grupo que lideran Torres, Ríos y Aldana se encuentran Alejandro Giammattei del partido Vamos y Roberto Arzú de la coalición Podemos-Partido de Avanzada Nacional y un tanto más abajo Edwin Escobar de Prosperidad Ciudadana y Mauricio Radford de la agrupación Fuerza, los tres últimos con problemas aún por solventar.

Sin embargo, el analista político y sociólogo Héctor Rosada dice que detrás del grupo de las tres mujeres no hay ningún político que haya proyectado una imagen de estadista que pueda despertar interés entre los electores. “No hay alguno que levante la cabeza, hasta el momento, pero no cabe duda de que será uno de derecha”, afirmó.