El Censo busca promover la justa distribución de más de 600 millones de dólares en fondos federales para escuelas, carreteras, hospitales y mucho más.

La campaña del Censo 2020 para la participación de la comunidad hispana, que significa el 18,3 % de la población de Estados Unidos, es tan crucial para los hispanos como lo es su participación política en las elecciones presidenciales de noviembre de este año.

“Es tu poder, es tu voz en tu comunidad local”, subrayó en rueda de prensa Stephen Buckner, subdirector de Comunicaciones de la Oficina del Censo de Estados Unidos, al recordar que del proceso dependen los recursos federales que se destinan a salud, educación y otros rubros, y la representación política de cada jurisdicción.

Con frases como “Soy cada latino que cuenta en el país”, “Tu información está protegida” y “No se puede compartir con la migra”, los mensajes institucionales de televisión, digitales, impresos y de vallas publicitarias buscan no solo mostrar la diversidad de los hispanos sino la “confidencialidad” que implica el procedimiento gubernamental.

Por ello, motivar la participación de la población indocumentada y a sus familias es sumamente importante. Las autoridades del Censo aseguran que su estatus migratorio, direcciones de vivienda y otros datos personales no llegaran a otras agencias federales, especialmente de inmigración, o a las policías locales.

Compartir esos datos sería un crimen, que es multado hasta con 250.000 dólares y conlleva incluso hasta 5 años prisión porque está prohibido por la ley, explicó a Efe Erika Becker-Medina, jefa de la Oficina de Coordinación de Comunicaciones del Censo Decenal para los hispanos.

Las autoridades recalcan que no debe haber miedo en inscribirse ya que por ley dicha información no puede ser compartida con las autoridades migratorias.

A partir del próximo jueves y durante ocho días los hogares comenzarán a recibir información sobre cómo responder el censo por internet, por correo o por teléfono, y entre mayo y julio los censistas comenzarán a visitar los hogares que no hayan participado aún.

¿Cómo se participa?

El censo 2020 podrá ser respondido a partir del 1 de abril de 2020 de tres maneras: online, por correo o por teléfono.

¿Quién cuenta como parte de su hogar?

Si usted es la persona que llenará el formulario del censo para su hogar, deberá incluir a todas las personas que estén viviendo ahí el 1 de abril del 2020. Esto incluye a todos los que vivan y duerman ahí la mayor parte del tiempo. Si alguien se está quedando en su hogar el 1 de abril, y no tiene un hogar habitual en otro lado, debe contarlo en su Censo del 2020.

¿Los niños se cuentan?

Todos los niños y niñas que viven en su hogar, incluyendo niños en crianza temporal, nietos, sobrinos y sobrinas, y los hijos de amigos (aunque estén viviendo con usted temporalmente).

Niños que dividen su tiempo entre dos hogares, si viven con usted el 1 de abril del 2020.

Recién nacidos, incluso los que nazcan el 1 de abril del 2020, o los que todavía estén en el hospital en este día.

¿Participan los inmigrantes y los indocumentados?

Sí, el censo debe llenarse en todos los hogares, tanto por ciudadanos como por no ciudadanos estadounidenses.

¿Por qué existe una controversia por la pregunta sobre la ciudadanía?

El gobierno de Donald Trump buscaba incluir una pregunta sobre la nacionalidad. Sin embargo, activistas y opositores rechazaron la inciativa por considerar que podría tratarse de una persecución migratoria. 

¿Se incluirá definitivamente la pregunta sobre la ciudadanía?

No. Trump abandonó la idea en julio pasado.

Cómo evitar estafas en internet

La estafa de suplantación (phishing) es el acto criminal en el cual alguien trata de obtener su información fingiendo ser una entidad en la que usted confía. Con frecuencia, los correos electrónicos de phishing lo dirigen a una página de internet que parece real pero que es falsa y puede estar infectada con programas maliciosos.

Es importante saber que la Oficina del Censo no va a enviar correos electrónicos para pedir su participación en el Censo del 2020 sin que usted lo haya solicitado. Además, durante el Censo del 2020, la Oficina del Censo nunca le pedirá:

Su número de Seguro Social.

Su número de cuenta bancaria o tarjeta de crédito.

Ni Dinero o donaciones.

Además, la Oficina del Censo no lo(a) contactará en nombre de un partido político.

Por. Aurora Samperio – elPaís502