Son cerca de 39.000 jóvenes guatemaltecos conocidos como “dreamers” o “soñadores” quienes corren el riesgo de ser deportados de Estados Unidos, tras la cancelación del programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés).

“La red consular de Guatemala en Estados Unidos está trasladando información a cada uno de estos jóvenes por medio de asesoría legal. En cada consulado se cuenta con un abogado experto en el tema de migración para dar todo tipo de asesoría”, dijo este lunes en conferencia de prensa el viceministro de Relaciones Exteriores, Pablo César García.

El diplomático agregó que “estamos apoyando a quienes tienen que renovar su permiso de permanencia sin que les genere ningún costo”.

El pasado 5 de septiembre presidente Donald Trump defendió su decisión de terminar un programa para niños inmigrantes llevados a Estados Unidos ilegalmente y dijo que se trataba de una medida necesaria para garantizar el cumplimiento de la ley en el país.

Al respecto el viceministro de Relaciones Exteriores Pablo García afirmó que se están realizando los acercamientos necesarios en busca de apoyo para un beneficio para nuestra comunidad.

“Nuestra embajada en Washington ha tenido acercamiento con los diferentes congresistas y senadores para conocer cuáles son las perspectivas que se tienen y qué negociaciones se pueden realizar”, dijo.

El Cónsul de Guatemala en San Bernardino explica como los jóvenes beneficiarios del programa DACA pueden acercarse a los consulados en busca de asesoría gratuita