De acuerdo con estadísticas del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE por sus siglas en inglés) desde junio que fue lanzada la operación, 400 padres o patrocinadores en status irregular han sido arrestados, acusados de pagar “coyotes”para traer a sus hijos menores a Estados Unidos.

“Es muy inhumano pagar y entregar tu hijo a una organización que trafica heroína, cocaína y seres humanos, y decir: “Confío en que me traiga a mi niño”, dijo a NPR, Philip Miller, director ejecutivo adjunto de Detención y Deportación de ICE.

Son buscados por las autoridades por mandar a traer a sus hijos

Abel Urbina, es un trabajador de la construcción de Honduras de 61 años que vive y trabaja de forma irregular en Kenner, Louisiana. A principios de este año, pagó a un contrabandista para llevar a su hijo y a su hija, ambos de 17 años, a vivir con él. Dice que estaban siendo amenazados por pandillas callejeras en su casa de San Pedro Sula. Los agentes de inmigración entrevistaron a sus hijos después de que fueran detenidos en la frontera. Y ahora están buscando a Urbina para detenerlo.

Graffitti Mara Salvatrucha

La Oficina de Reubicación de Refugiados se ha inundado con menores inmigrantes en los últimos años. De 2014 a junio de este año, la agencia tomó custodia de 170,000 niños no acompañados. Por ley, la agencia debe alimentar, dar techo, y proporcionar asistencia médica para ellos.

ICE dice que los contrabandistas de personas cínicamente se aprovechan de la hospitalidad la ley. Pues ellos saben que cuando estos menores se entregan en la frontera, EEUU tiene que aceptarlos y entregarlos a un patrocinador haciéndoles el trabajo mucho más fácil.

Un ex funcionario del gobierno dice que esta operación que busca arrestar a los padres o patrocinadores de menores inmigrantes, está obstaculizando el asentamiento y reunificación de niños inmigrantes en hogares de familiares y patrocinadores en EEUU los cuales tienen cada vez más miedo de recogerlos.

Para los defensores de los inmigrantes, la medida es únicamente una estrategia para evitar la reunificación de familias inmigrantes, ya que no se han podido desmantelar las bandas de contrabandistas como lo propone el gobierno.

Con información de NPR

SHARE