El Ministerio de Relaciones Exteriores de Guatemala confirmó que hasta el momento 2 guatemaltecos han sido rescatados en situación estable. 

Nueve presuntos migrantes indocumentados fueron hallados muertos este domingo dentro de un camión estacionado en Texas, cerca de la frontera con México, y otros 30 fueron hospitalizados por deshidratación, en un ‘horrible’ crimen de tráfico de personas.

El gobernador de Texas, Greg Abbott, confirmó que el balance de muertos había aumentado a nueve personas, y calificó al hecho de “una tragedia que rompe el corazón”.
“Texas seguirá dando protección a las víctimas que han sido despojadas de sus derechos más básicos, y aplicará todo el peso de la ley sobre quienes perpetraron este despreciable crimen”, dijo en un comunicado.
Diecisiete de la treintena de heridos están hospitalizados en la ciudad de San Antonio, a unas dos horas en auto de la frontera mexicana, estaban en “condición extremadamente crítica”, afectados de deshidratación y calor excesivo, dijeron las autoridades.
El conductor del camión, un hombre de 60 años identificado como James Mathew Bradley Jr. de Clearwater, Florida fue arrestado, dijo el jefe de la policía de San Antonio, William McManus. Al menos 39 personas estaban en el camión, incluyendo una persona que fue hallada en una cercana zona boscosa, dijo la fiscalía federal en un comunicado.

Migrantes Guatemaltecos 

Las autoridades no proporcionaron las identidades o nacionalidades de las víctimas, se conoce que los 9 fallecidos son hombres. La cancillería guatemalteca informó que autoridades diplomáticas trabajaban con las autoridades de Texas para identificar a los migrantes rescatados y verificar la nacionalidad de los fallecidos. Hasta el momento se sabe que 2 guatemaltecos han sido rescatados.

La alerta del suceso, la dio un empleado del supermercado Walmart, en cuyo estacionamiento estaba el camión, cuando uno de sus ocupantes fue a pedirle agua.
El empleado regresó con el agua y luego llamó a la policía y encontró a las ocho personas muertas en la parte trasera, indicó el jefe policial, que calificó los hechos de una “horrible tragedia”.

 

Con información de AFP / Aurora Samperio / asamperio@elpais502.com

SHARE