Niña que suplicó la liberación de su padre guatemalteco por fin pudo abrazarlo.

Magdalena Gómez Gregorio fue ubicada a nivel nacional luego de defender a su padre, Andrés Gómez Jorge, un guatemalteco que trabajaba en la planta procesadora de pollos Koch en Morton, Mississippi, quien fue uno de los detenidos en la masiva redada del pasado 8 de agosto que acabó con 680 personas arrestadas.

La menor dijo que su progenitor no era un delincuente, como los oficiales migratorios acusan al justificar sus redadas. El video con sus declaraciones se volvió viral.

“Necesito a mi papá… No es un criminal”, dijo Magdalena, sollozando mientras esperaba con otros niños en un gimnasio local que ofrecía comida y refugio el día de las redadas a los niños cuyos padres habían sido arrestados.

Tres meses después

Después de tres meses, la familia por fin pudo reencontrarse y Magdalena pudo abrazar a su padre por primera vez después de la terrible separación.

 Andrés Gómez-Jorge fue liberado de un centro de detención para inmigrantes la semana pasada, reportó CW39 de Houston, después de que familiares y amigos recaudaron fondos para pagar su fianza de $7,500 dólares.

Ahora, la pareja y sus cuatro hijos están “extremadamente felices” de reunirse, pero hay incertidumbre sobre su futuro, ya que el padre sigue enfrentando el proceso de deportación, además de que no puede trabajar.

“No sé qué haré. No sé qué sucederá”, dijo Gómez-Jorge, quien no tiene una cita en la corte y está luchando por encontrar trabajo.