Multas de $500,000 por evadir una orden de deportación, la nueva estrategia del gobierno

John Moore : Getty Image / La Opinion.

Inmigrantes que han evadido sus órdenes de deportación están recibiendo multas de cientos de miles de dólares de parte de las autoridades migratorias. Esto afecta también a quienes han buscado refugio en iglesias u otros lugares de amparo.

Según reporta el medio Univision Noticias, esta es la última iniciativa de parte del gobierno actual para detener y castigar la inmigración irregular. La medida llega después de que una serie masiva de redadas fuera frustrada luego de que Trump las anunciara públicamente e inmigrantes indocumentados de todo el país quedaran sobre aviso.

Rosa Ortez Cruz, hondureña de 38 años y madre de cuatro hijos, vive refugiada en una iglesia en Carolina del Norte. Ella recibió una de estas multas de parte de ICE, Control de Inmigración y Aduanas, por 314,007 dólares, según le dijo su abogado, Jeremy McKinney, a Univision Noticias.

“Intentar recolectar cientos de miles de dólares de inmigrantes que no tienen un peso no es más que una táctica de intimidación. Aterroriza a personas como mi cliente, como la comunidad de la iglesia, y se traduce en una gran cantidad de tiempo perdido para nuestro equipo legal”, dijo McKinney. “Es pura intimidación”.

¿Quiénes pueden ser blanco de estas multas?

Abogados consultados por Univision Noticias indicaron que un posible blanco de estas cartas sean inmigrantes indocumentados que salieron libres bajo fianza y perdieron sus casos de inmigración.

“La mayoría de los posibles afectados probablemente resida en la costa este del país”, dijo Ezequiel Hernández, abogado de inmigración que ejerce en Phoenix, Arizona.

Agregó que en caso de que una persona reciba una de estas cartas de ICE (Inmigración y Aduanas) debe contactar inmediatamente a su abogado para desarrollar una estrategia legal.

Agregó que si los inmigrantes no obedecieron la orden de deportación en su momento es muy poco probable entonces que paguen las multas tan altas que ahora les quiere cobrar el gobierno.

Queda un último recurso

Los abogados también dijeron que los inmigrantes que reciban estas cartas tienen 30 días para apelar ante la corte de apelaciones de inmigración (BIA), un tramite que cuesta 675 dólares.