El Ministro de Relaciones Exteriores, Carlos Raúl Morales y el titular del Registro General de la Propiedad, Elmer Beltetón,  ampliaron el convenio suscrito en el 2013, que  busca brindar soporte a los guatemaltecos que radican en el exterior, por medio de servicios registrales en línea. 

Con el convenio suscrito se busca que ambas instituciones de gobierno unifiquen sus esfuerzos para modernizar los procesos y los procedimientos del Registro General de la Propiedad para el beneficio de la población guatemalteca, a través de las sedes consulares que Guatemala tiene en otros países. Para ello el personal designado de la Cancillería se capacitará en la Escuela de Estudios Registrales.

El Registrador General expresó su satisfacción de concretar este compromiso que le dará soporte a los guatemaltecos en el exterior en el resguardo de sus propiedades, ejecutando acciones en el marco de las competencias de cada Institución, en marco de la Ley, mediante la coordinación y cooperación.

Este servicio ya estuvo disponible en el Consulado de Guatemala en Los Ángeles, bajo la administración de Anabella De León en el año 2013. El programa piloto tenía como objetivo que los inmigrantes con bienes inmuebles en Guatemala pudieran inmovilizarlos y evitar ser víctimas del creciente robo de propiedades, el cual se ha incrementado en los últimos años.

Servicios 

Entre los servicios registrales que se incluyen estará la inmovilización biométrica, consultas electrónicas a distancia y por mensajes de texto (MSN) para de proteger  y brindar certeza jurídica a los bienes de los guatemaltecos que por diferentes razones no pueden viajar a Guatemala.  Para más información contacte a su Consulado. 

Robo de vivienda

De acuerdo a las estadísticas del Registro General de la Propiedad al 2013, de cada 10 robos de propiedades, 3 corresponden a compatriotas radicados fuera de territorio nacional siendo los más afectados las personas de escasos recursos y de grupos indígenas, muchos de los cuales son engañados por “coyotes” que les ofrecen pagarles los gastos de traslado a los Estados Unidos a cambio de firmar documentos de garantía, que en realidad son cartas de compra-venta.