A través de los canales diplomáticos, México pidió explicaciones al gobierno estadounidense sobre los planes del presidente Donald Trump de encargar a las fuerzas militares la protección de la frontera común hasta que se construya allí un muro.

“Hemos solicitado formalmente a los Departamentos de Estado y Seguridad Interna una aclaración sobre los comentarios del presidente”, dijo el embajador mexicano en Washington, Gerónimo Gutiérrez, en un comunicado enviado a Efe.

 “Compartimos la idea de tener una frontera segura, pero no siempre coincidimos en cómo alcanzar ese objetivo. En todo momento, México actuará, como es natural, a favor de sus intereses”, añadió el diplomático.

Trump dijo en declaraciones a los periodistas que se está “preparando para que los militares se encarguen de asegurar la frontera entre México y Estados Unidos”.

El presidente no dio más detalles sobre ese plan y no está claro qué cuerpo de las Fuerzas Armadas se encargaría de proteger la frontera sur, que actualmente está vigilada por agentes migratorios entrenados específicamente para ello.

“Hasta que podamos tener un muro y seguridad adecuada, vamos a estar vigilando nuestra frontera con nuestras Fuerzas Armadas. Ése es un gran paso”, declaró Trump durante un almuerzo con los líderes de los Estados bálticos en la Casa Blanca.

Los expresidentes George W. Bush (2001-2009) y Barack Obama (2009-2017) recurrieron a soldados de la Guardia Nacional, un cuerpo de reserva de las Fuerzas Armadas, para vigilar la frontera en distintas operaciones puntuales, pero esa medida recibió críticas por su elevado costo y su discutible eficacia.

Además, la ley estadounidense prohíbe usar a los militares para tareas de seguridad y orden público a nivel nacional, por lo que las opciones de Trump son limitadas.