El gobierno de México comenzó este martes a repatriar a migrantes de Honduras que pertenecen a la caravana que buscaba llegar a Estados Unidos.

El Instituto Nacional de Migración (INM) de México informó por medio de un comunicado que dio inicio a los “retornos asistidos” de 110 personas originarias de Honduras, “que ingresaron de manera indocumentada al país en días pasados”.

La Cancillería de Honduras también confirmó que las personas que fueron retornadas eran integrantes de la caravana. El comunicado que cita a la vicecanciller para Asuntos Consulares y Migratorios, Nelly Jerez, agregó que entre miércoles y viernes de esta semana las autoridades mexicanas además enviarán buses diarios con aproximadamente 500 hondureños que formaron parte de la caravana y fueron retenidos en la frontera de México con Guatemala “por no cumplir con los requisitos migratorios”, según Jerez.

“El Gobierno de México refrenda su compromiso por mantener una migración segura, ordenada y regular, en apego a la Ley de Migración y su reglamento, y con pleno respeto a sus derechos humanos”, agrega la comunicación del gobierno de México.

Guatemala también apoya en el proceso de retorno de migrantes hondureños

“El día de hoy (martes 21 de enero) tuvimos que movilizar algunos buses a la frontera para principiar a retornar gente y estamos pidiendo colaboración a la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) porque muchos migrantes, al ver que no pasaron y las autoridades mexicanas les bloquearon el paso, tal y como nosotros habíamos anunciado que iba a suceder y les hicimos ver cuando llegaron a Guatemala, decidieron regresar”, expresó el presidente Alejandro Gimmattei en una conferencia de prensa a medios locales.

El transporte que se puso a disposición de los migrantes fue coordinado con el Ministerio de Gobernación a través de la Policía Nacional Civil (PNC) y el Sistema Penitenciario que priorizó el apoyo a la caravana.

El Instituto Guatemalteco de Migración (IGM) informó que, por medio del Acuerdo de Cooperación de Asilo (ACA), se trasladó a 181 personas a su país de origen: 113 hondureños (37 hombres, 35 mujeres, 22 niñas y 19 niños), y además, 68 salvadoreños (31 mujeres, 16 hombres, 11 niñas y 10 niños).