Madre guatemalteca demanda al gobierno de EEUU por $60 millones

Una guatemalteca cuya hija pequeña murió semanas después de que fueran liberadas de un centro de detención para inmigrantes en Texas, interpuso una demanda por US$60 millones contra el gobierno de Estados Unidos. 

Mariee, la hija de 19 meses de edad de Yazmin Juárez, falleció en mayo, seis semanas después de que ambas fueran liberadas de un centro para inmigrantes en Dilley.

Juárez y su abogado alegan que el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (conocido como ICE, por sus siglas en inglés) y las personas a cargo de las instalaciones proporcionaron asistencia médica de baja calidad a la menor luego de que sufriera una infección respiratoria durante la detención.

“El gobierno de Estados Unidos tenía el deber de proporcionar a esta pequeña condiciones de seguridad y salud y atención médica apropiada, pero fracasaron en ello teniendo como resultado trágicas consecuencias”, señaló el abogado R. Stanton Jones en un comunicado.

“Mariee llegó a Dilley como una bebé sana y 20 días después fue dada de alta como una menor gravemente enferma, con una peligrosa infección respiratoria. Mariee murió a unos meses de su segundo cumpleaños porque el ICE y otros a cargo de su cuidado médico fueron negligentes para proporcionar el cuidado más básico a medida que su salud se deterioraba rápidamente y su madre Yazmin rogaba por ayuda”.

Juárez y Mariee fueron detenidas por ICE el 1 de marzo, después de cruzar a Estados Unidos a través del Río Grande. La mujer buscó asilo y las dos terminaron recluidas en las instalaciones de Texas durante casi tres semanas, según el bufete de abogados.

En el recinto Mariee se enfermó cada vez más, de acuerdo con una línea de tiempo de los eventos publicada por los juristas. Juárez buscó repetidamente atención médica para su hija, pero no recibió el tratamiento médico intensivo que requería la pequeña y se le prescribieron varios medicamentos que no mejoraron la condición de su hija, de acuerdo con el cronograma.

Tras ser liberadas de las instalaciones, Juárez y Mariee volaron a Nueva Jersey, donde vive su madre, y buscaron atención médica allí al día siguiente. Mariee fue hospitalizada por insuficiencia respiratoria durante seis semanas y murió en el Hospital de Niños de Filadelfia el 10 de mayo, según los abogados de Juárez.

“Después de que quedó claro que Mariee estaba gravemente enferma, ICE simplemente dio de alta a su madre y a su hija. Yazmin inmediatamente buscó atención médica para su bebé, pero ya era demasiado tarde”, se lee en la demanda.

Funcionarios defienden el cuidado médico en las instalaciones

Juárez interpuso la demanda contra varias agencias del gobierno, entre ellas el Departamento de Seguridad Nacional y el ICE.

CNN buscó obtener la postura del Departamento de Seguridad Nacional, que supervisa tanto el ICE como la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), pero esta última declinó hacer comentarios, citando litigios pendientes.

“Sin embargo, la ausencia de comentarios no debe interpretarse como acuerdo o estipulación de cualquiera de las acusaciones”, puntualizó el CBP en un comunicado.

“En la misión del Departamento de Seguridad Nacional, nuestros profesionales se adhieren a la misión del departamento y defienden nuestras leyes mientras continúan brindando seguridad y protección a nuestra nación”, refiere la citada Oficina.

A su vez, una portavoz de ICE defendió la atención médica en las instalaciones.

“ICE se compromete a garantizar el bienestar de todos los que se encuentran bajo la custodia de la agencia, incluido el acceso a la atención médica necesaria y apropiada”, recalcó Jennifer Elzea, vocera de la entidad.

Con información de AP