El departamento de Policía de la ciudad de Perris, California aseguró en un comunicado de prensa que el oficial hizo lo correcto ante la falta de cooperación de la Señora Mendez.

El arresto de Juanita Méndez Medrano, de 52 años, ha generado diversas reacciones, polémica en las redes sociales y una ola de críticas contra los agentes del orden. En el video se puede ver cómo un oficial utiliza la fuerza y lanza al suelo a la mujer por vender flores en la calle sin la debida autorización. La policía argumentó que ella no estaba colaborando con la diligencia policial.

El incidente sucedió cuando la señora vendía flores y collares hawaianos en una zona cercana a la secundaria de Perris donde se festejaba una ceremonia de graduación, de acuerdo con un comunicado de prensa presentado por el Departamento del Sheriff del condado de Riverside.

Méndez Medrano, era una de los 15 vendedores ambulantes que fueron multados por vender mercancía sin los permisos requeridos en Perris, una ciudad situada 70 millas al sureste de Los Ángeles en el condado de Riverside.

“¿Por qué no vas detrás de los pandilleros? ¿Por qué vas detrás de los que están tratando de ganarse la vida? ¿Por qué nos persiguen a nosotros así?”, expresó la vendedora ambulante, de acuerdo con el periódico Los Angeles Times.

El departamento de policía se defendió a través de un comunicado de prensa

“Desafortunadamente, el video no capturó a los otros vendedores que cooperaron con el proceso de imposició de multas, ni capturó los repetidos esfuerzos de nuestro oficial para convencer a la Sra. Méndez Medrano de que hiciera lo mismo”, alega el comunicado policial.

Decenas de usuarios de Facebook han expresado su indignación en la página del Departamento de Policía de Perris.

“El trato de los dos oficiales hacia la señora que vende flores es puramente vergonzoso”, comentó Orit Gilmore.

“Disgustada por el tratamiento a la mujer que vendía flores para ganarse la vida de manera honrada. Vender sin licencia, mientras que es ilegal, no es un crimen peligroso que justifique la violencia física”, observó Makayla Espinoza.