Senador Kevin de León dijo que de ninguna manera el estado usará sus recursos para contribuir a la aplicación de políticas “inhumanas” y la separación de familias inocentes.

Kevin de León,  presidente del senado estatal y autor de la ley santuario de California (SB 54) dijo que el estado está listo para defenderse de una demanda federal presentada por el procurador Jeff Sessions este martes y expresó confianza en la legalidad de la misma.

Estamos listos”, dijo De León en una entrevista con La Opinión el martes por la noche. “Ahora mismo estaba en el teléfono con (el exprocurador) Eric Holder, quien me asesoró en la redacción de la ley SB 54, y estábamos trabajando y listos para presentar la batalla”.

De León no se refirió a las otras dos leyes incluidas en la demanda del procurador Sessions contra California, que no son de su autoría: la ley AB 450 que regula el acceso de ICE a los centros de trabajo y la AB 103, que crea un sistema de inspección local de los centros privados de detención.

La demanda de Sessions, de la cual hablará en horas de la mañana en Sacramento ante una organización de policías, desafía la legalidad de esos dos estatutos y del Acta de Valores de California (SB 54), que limita la cooperación de autoridades estatales y locales con tareas migratorias.

De León expresó confianza en que los pasos que ha dado el estado para regular la colaboración con las autoridades federales son perfectamente legales y añadió que Sessions no va a conseguir que el estado ayude al gobierno federal a “separar inhumanamente a familias honestas y trabajadoras”.

Mi respuesta es no, California no ayudará al presidente Trump, al fiscal Jeff Sessions o al perro rabioso de ICE, Thomas Homan, a separar a los niños de los brazos de sus madres, un trato inhumano que uno esperaría en una nación de canallas y no la nación más poderosa del mundo”.

El estado tiene derecho a poner prioridades en su gasto de recursos de seguridad pública, agregó De León.

Con información de La Opinion.