La Casa Blanca tiene listo el perdón presidencial para el exalguacil Joe Arpaio, según confirman medios locales.

El presidente Donald Trump sugirió anoche, en un acto de campaña en la ciudad de Phoenix, Arizona, que otorgará un perdón presidencial al exalguacil del Condado de Maricopa, Joe Arpaio y, aunque no dijo cuándo, la Casa Blanca ya tiene listos los trámites para cuando el mandatario lo decida, según confirmó la cadena CNN.

Joe Arpaio fue condenado por desacato criminal al violar una orden judicial para cesar el acoso y discriminación racial contra inmigrantes hispanos y recibirá el próximo 5 de octubre una sentencia de seis meses de prisión.

La mayoría de grupos cívicos y defensores de los inmigrantes, incluyendo la Unión de Libertades Civiles de EEUU (ACLU),  han desaconsejado el perdón a Arpaio, porque enviaría el mensaje de que es correcto desobedecer a los tribunales o continuar una discriminación “sistemática” de los latinos.

La ACLU delineó cinco razones por las que Arpaio no merece un perdón:

  1. Su “perfil racial” de los latinos
  2. Ignoró centenares de casos de abuso sexual por su obsesión con la persecución de los inmigrantes
  3. Creó condiciones infrahumanas en las celdas para los inmigrantes detenidos
  4. Actuó con negligencia en torno a la salud física y mental de los detenidos
  5. Usó el poder para emprender represalias contra sus críticos.

Joe Arpaio fue elegido alguacil del condado Maricopa en 1993 y desde siempre contó con el apoyo de grupos ultraconservadores y anti-inmigrantes, como “InfoWars”, pero perdió la reelección en noviembre del año pasado tras una fuerte campaña de presión en su contra.

 

Con información de La Opinión

SHARE