En Phoenix inicio el juicio criminal contra el ex alguacil del condado de Maricopa Joe Arpaio por desacato a las ordenes de un juez federal en un caso de perfil racial.

Joe Arpaio fue sentado en el banquillo de los acusados este lunes en una corte federal en Phoenix, Arizona debido a que desde diciembre del 2011, el juez federal Murray Snow le ordenó al aguacil detener sus operativos de inmigración. Arpaio arrestaba únicamente a conductores hispanos y sospechosos de ser inmigrantes; a pesar de la orden del juez el Sheriff del condado Maricopa continuo con los operativos hasta por 18 meses. 

En los argumentos iniciales, el fiscal del caso, Víctor Salgado, presentó como prueba unos comunicados de prensa y entrevistas concedidas a medios de comunicación donde el alguacil Arpaio hablaba de sus operativos y se “jactaba” de seguir efectuándolos a pesar del proceso legal en su contra.

La defensa de Arpaio argumentó que es imposible que un hombre que ha dedicado tantos años al servicio de su comunidad como alguacil haya violado la ley intencionalmente rehusándose a seguir las órdenes de la corte.

Activistas y defensores de los derechos de los inmigrantes aseguran que una condena sería una victoria para la comunidad inmigrante.

“lo que queremos es que sea declarado culpable. Sería una reivindicación para la comunidad inmigrante que sufrió tanto a manos de Arpaio”. Lydia Guzman

Las audiencias continuarán y de ser encontrado culpable enfrentaría una sentencia de seis meses de prisión.