El huracán Irma se elevó este martes a categoría cinco –máximo nivel de potencia– y continúa su trayectoria de entrada por el Caribe.

Según las predicciones del Centro Nacional de Huracanes, mañana miércoles Irma tocará Puerto Rico. Entre jueves y viernes podría afectar a la isla de Haití y República Dominicana, primero, y Cuba después. A partir de entonces la predicción es aún demasiado incierta, pero si siguiese su trayectoria de ascenso hacia el noroeste, el fin de semana el huracán  podría impactar contra el sur de Florida.

“El huracán Irma es una tormenta importante y potencialmente mortal y la Florida debe estar preparada”, subrayó el gobernador, Rick Scott, quién ayer declaró estado de emergencia en los 67 condados antes de la posible llegada del huracán, que se desplaza sobre el Atlántico.

Al emitir la Orden Ejecutiva 17-235, el gobernador Scott está asegurándose que los gobiernos locales tengan tiempo, recursos y flexibilidad para prepararse frente a esta peligrosa tormenta y no se les impida o retrasa tomar las acciones necesarias para mantener a las comunidades seguras, indica un comunicado de la gobernación.