El pasado lunes un incendio de altas proporciones se registró en una vivienda de Brooklyn, Nueva York. La tragedia ocurrió en una casa dúplex de Bensonhurst donde vivían 15 guatemaltecos, media docena, eran trabajadores de entrega de alimentos.

Todo fue devorado por las llamas, incluso la principal herramienta de trabajo de esta comunidad, las bicicletas eléctricas que utilizan estos jovenes inmigrantes para desplazarse por la ciudad y hacer las entregas de comida para aplicaciones como oorDash, Relay y GrubHub.

El primer piso de la casa de la calle 85 fue destruido y ahora permanece bajo escombros cubiertos de hollín, cenizas y agua. Los inspectores del Departamento de Edificios de la ciudad declararon la estructura fuera de los límites el lunes. 106 bomberos tardaron casi dos horas en controlar el incendio de dos alarmas, dijo un portavoz del FDNY, y agregó que la causa del incendio sigue bajo investigación. Seis bomberos sufrieron heridas que no pusieron en peligro su vida.

Miguel Tuluxan, k’iche, era el único despierto en su apartamento cuando olió humo y sintió calor debajo de sus pies poco después de las 8 a.m. del lunes. La mayoría de los muchachos, explicó, duermen hasta tarde porque trabajan hasta altas horas de la noche entregando comida. Gritó a sus compañeros de habitación que se despertaran y lograron escapar de la casa antes de que se viera envuelta en llamas.

La familia de arriba, que incluye trabajadores de la construcción y un bebé recién nacido, escapó del incendio sin lesiones.

Sin las bicicletas, no podemos trabajar, así que no tenemos nada que nos detenga en este momento y el alquiler vence la próxima semana”, dijo a THE CITY el inquilino Hugo Pérez, de 24 años.

Masivo apoyo

Los chapines pertenecen a la organización “Los Deliveristas Unidos”, un grupo de repartidores de comida, en su mayoría indígenas, que se organizan por mejores condiciones laborales y lanzaron una recaudación de fondos en línea, con la esperanza de conseguir un nuevo apartamento y suministros de reemplazo, incluidas bicicletas eléctricas.

Pero no esperaban el gran apoyo que recibieron de la comunidad, desde ropa hasta reparación gratuita de bicicletas eléctricas y miles de dólares en efectivo.

Para el miércoles por la noche, más de 300 personas habían donado más de $ 22,000 a su campaña de recaudación de fondos en línea, muy por encima del objetivo de los hombres de $ 13,000. “No tengo palabras para expresar lo agradecidos que estamos”, dijo emocionado Miguel Tuluxan, un repartidor de 30 años que vivía en la casa. “Esto es demasiado para nosotros”.

“Perdimos nuestra casa, pero ganamos el amor y el apoyo de una comunidad”, dijo Tuluxan en español. “Y eso no tiene precio”. Mientras tanto, se realizará una recaudación de fondos separada para la familia de ocho que vivía arriba, dijo Ligia Guallpa, cuyo grupo de defensa de trabajadores inmigrantes Worker Justice Project representa a los repartidores.

Para el miércoles, los siete hombres se habían mudado a otro departamento en el vecindario. El efectivo recaudado por su GoFundMe se destinará a los pagos de nuevas bicicletas eléctricas, así como al alquiler y las tarifas de arrendamiento por adelantado, dijeron Guallpa y Pérez a THE CITY.

Su antiguo propietario también devolvió un depósito de seguridad, dijeron. Varios miembros de Los Deliveristas Unidos estaban en el nuevo hogar ayudando a los hombres desplazados a instalarse. La familia que vivía arriba se queda con parientes mientras buscan un nuevo hogar, dijo Guallpa.

Mientras tanto, otras organizaciones de Brooklyn colaboraron para ayudar a los trabajadores. South Brooklyn Mutual Aid está proporcionando ropa para las víctimas del incendio, dijo Whitney Hu, organizadora del grupo. Hu agregó que su grupo y Bushwick Ayuda Mutua, un grupo de ayuda mutua en el vecindario que tiene una red de bicicletas para apoyar a los ciclistas, están trabajando para reparar las bicicletas quemadas y reemplazar las que fueron destruidas.

El miércoles por la tarde, un donante anónimo donó $ 9,000 al GoFundMe de los trabajadores de reparto, lo que los puso muy por encima de su objetivo. Los trabajadores “casi lloraron de shock”, dijo Guallpa sobre la donación.

Esa noche, varios legisladores del sur de Brooklyn, incluido el senador estatal Andrew Gounardes y los miembros del Concejo Municipal Justin Brannan y Mark Treyger, habían donado a través de GoFundMe, muestra el flujo de donaciones de la página. “A la gente que nos ha apoyado ahora, gracias”, dijo Pérez a LA CIUDAD. “El apoyo ha sido abrumador, es más de lo que merecemos”.

Si deseas donar puedes hacerlo en el siguiente enlace: https://www.gofundme.com/f/brooklyn-fire-recovery-for-delivery-workers

Video Youtube: Brooklyn Fire

3 days ago

ElPaís502
🇬🇹 🇺🇸 “No hablo inglés. No hablo español. Solo Mam” Aquí la historia de un inmigrante guatemalteco que superó la barrera del idioma en EEUU 👇🏽👇🏽#EEUU #Migrantes #Guatemaltecos #Guatemala See MoreSee Less
View on Facebook