Hoy se cumple un año del fallecimiento de la niña guatemalteca migrante Jakelin Caal

Además de Jakelin, siete niños mas han muertos por complicaciones de salud cuando se encontraban en custodia de agentes de inmigración.

Jakelin Caal Maquín murió el 8 de diciembre de 2018, dos días después de haber sido detenida junto con su padre en la frontera. Tenía 7 años de edad, guatemalteca y estaba bajo custodia de la Patrulla Fronteriza en El Paso, Texas, cuando una infección acabó con su vida.

Mariee, Wilmer, Jakelin, Felipe, Darlyn, Carlos y Juan son los nombres de los otro siete niños que han muerto durante la administración del presidente Donald Trump como resultado de una política migratoria que opta por encarcelar a los menores y sus padres que cruzan la frontera en busca de asilo.

Cuatro de ellos murieron mientras estaban en custodia de autoridades de inmigración, uno había sido transferido al Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) y los otros dos fallecieron al poco tiempo de salir del centro de detención donde contrajeron la enfermedad que acabó con sus vidas.

Congresistas siguen cuestionando la política migratoria del gobierno de Donald Trump por la poca efectividad que ha tenido.

Las muertes de estos siete niños migrantes han ocurrido entre 2018 y 2019, años de la administración Trump en los que se ha endurecido la política de persecución de inmigrantes. Al menos en la última década no se tiene registro de la muerte de un niño en custodia de las autoridades de inmigración.

Families Belong Together publicó la información para recordar a las autoridades y exigir un alto a la política migratoria de la actual administración que envía y mantiene a miles de refugiados en las cárceles de ICE.

Families Belong Together es una coalición de casi 250 de organizaciones que representan a estadounidenses de todos los orígenes y que se han unido para luchar en contra de la separación de familias, para terminar con la detención y el encierro de inmigrantes que buscan refugio, además de promover la dignidad, unidad y compasión por las familias y sus niños, según refiere su sitio en internet.