Un día 4 de diciembre de año 2000, la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU) teniendo en cuenta el número elevado y cada vez mayor de emigrantes que existe en el mundo, decide proclamar el 18 de diciembre el “Día Internacional del Migrante”, alentada por el interés de los países del mundo de proteger y promover los derechos humanos y las libertades fundamentales de los migrantes y sus familias. 

Desde aquel día, los Estados miembros de la ONU, así como organizaciones intergubernamentales y no-gubernamentales, celebran este Día Internacional difundiendo información sobre los derechos humanos y libertades fundamentales de los migrantes, el resultado de sus experiencias y nuevas medidas que pueden implementarse para protegerlos.

Según datos del gobierno de EE.UU., 7,168 menores fueron interceptados en total en el último semestre del año: 3,168 en octubre y 4,000 en noviembre, un 26 % más respecto de los dos meses anteriores, la mayoría provenientes de Guatemala (3,333) y México (1,756), seguidos por Honduras (1,154) y El Salvador (660), según los datos de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), que es la encargada de las detenciones en la frontera.

Donald Trump y su política migratoria

Bajo la gestión Trump, ocurrió un significativo incremento en el número de arrestos de inmigrantes por residir ilegalmente en el país o por haber cometido algún delito, según los datos de ICE correspondientes al año fiscal.

Solo entre enero, cuando Trump tomó posesión, y septiembre, cuando acaba el ejercicio fiscal, los agentes del ICE detuvieron a 110,568 inmigrantes, lo que supone un incremento del 40 % en comparación con todo el año fiscal anterior cuando, en la era del expresidente Barack Obama, hubo 77,806 detenciones.

Para contribuir con esta causa, el Departamento de Justicia desplegó más fiscales en la frontera de Estados Unidos con México y en los suburbios de Nueva York, donde hay decenas de pandilleros de la MS-13, la organización criminal que Trump usa como argumento para arremeter contra la inmigración.

Guatemala

Guatemala es el único país del Triángulo Norte del que hay sustancialmente más hombres –59% en el 2015–  que mujeres –41%–  entre los inmigrantes estadounidenses. Los grupos por sexo son casi iguales para  salvadoreños y hondureños.

Según  los datos de la Oficina del Censo de EE. UU., analizados por Pew, alrededor de 115 mil nuevos inmigrantes llegaron del Triángulo Norte en el 2014, casi el  doble de los 60 mil que ingresaron en  los EE. UU. tres años antes.

Desde el último censo, la población guatemalteca en Estados Unidos creció un 180%. La mayoría de chapines viven en los estados de California, Florida y Nueva York y más de dos tercios (68%) son inmigrantes.