Manuel Orrego-Savala, de 37 años, se declaró culpable de conducir ebrio y provocar un accidente que mató a dos personas en Indiana. 

Manuel Orrego Savala tenía en su sangre más del triple de alcohol permitido para conducir un vehículo en Indiana. Su camioneta se estrelló contra un conductor de Uber, Jeffrey Monroe, de 54 años y Edwin Jackson, de 26, un jugador de futbol americano de un equipo del Sur de Georgia. Ambos esperaban afuera del auto de Monroe en la carretera interestatal 70 cuando fueron impactados por la camioneta de Orrego Savala.

Los investigadores han dicho que Monroe transportaba a Jackson en el servicio de viaje compartido UBER el 4 de febrero y se había detenido después de que el conductor sintiera molestias físicas y decidiera parar el vehículo para llamar a una ambulancia.

The Indianapolis Star Newspaper.

El guatemalteco, será sentenciado el 14 de septiembre y enfrenta una posible sentencia máxima de 16 años en prisión y una posible multa de hasta $ 20,000.

Bajo un acuerdo de culpabilidad, los fiscales acordaron abandonar dos cargos por no permanecer en la escena de un accidente.

Orrego-Savala fue deportado de los Estados Unidos en 2007 y 2009 y regresó ilegalmente al país en el momento del accidente, según las autoridades.

El caso se convirtió en un punto álgido en el debate de inmigración de la nación, con el presidente Donald Trump tuiteando sobre ello y el candidato republicano al Senado de EE. UU., Mike Braun, que lo presenta en un anuncio de la campaña en Indiana.

Savala también enfrenta cargos de perjurio, falsificación, engaño de identidad y falsa información, al usar el alias de Alex Cabrera Gonsales 2017 con el cual se identificó con la policía al momento del accidente.

Además, los funcionarios federales de inmigración han presentado cargos de reingreso ilegal por parte de un extranjero previamente deportado.