Osman Enriquez permanece en un centro de detención debido a que su permiso de DACA expiró. 

Su historia no es muy diferente a la de cientos de niños guatemaltecos traídos a Estados Unidos por sus padres.

Osman Enriquez, llego menor de edad, se graduó de la escuela secundaria en Lancaster, Pennsylvania y en el 2012 logro aplicar para el programa de Acción Diferida conocido como DACA, que otorga ciertos beneficios migratorios, como la protección a la deportación y un permiso especial que le permitía laborar legalmente en el país.

Cuando la administración Trump anunció el 5 de septiembre que terminaría con DACA, el permiso de trabajo de Enríquez expiraría en poco más de un mes, el 15 de octubre.

Según la administración, eso lo hizo a él (y otros 154,000 beneficiarios de DACA cuyos permisos de trabajo expiraban antes del 5 de marzo de 2018) elegibles para solicitar una renovación de protección por dos años, pero solo sí el Servicio de Inmigración y Ciudadanía de Los Estados Unidos (USCIS), recibiera las solicitudes antes del 5 de octubre.

El joven de 27 años acudió a una organización de servicios legales y defensa de inmigrantes Church World Service para obtener ayuda con su solicitud de renovación.

Según Carrie Carranza, de la oficina CWS, la solicitud de Osman fue enviada por correo postal el 18 de septiembre.

“Su solicitud se envió por correo al mismo tiempo que muchas otras aplicaciones de DACA que ahora han sido aprobadas”, afirmó/

Lamentablemente la solicitud de Osman no tuvo tanta suerte. El sobre llegó al centro de servicio de USCIS en Chicago el 10 de octubre, tres semanas después de que lo envió por correo, y cinco días después de la fecha límite, por lo que su caso fue rechazado.

En ese momento, dice Carranza, realmente no entendíamos lo que había sucedido; “Le dijimos: ‘lamentamos mucho que haya sucedido esto; Hiciste todo bien; fue solo una casualidad, una situación fuera de tu control ‘”.

Centro de Detención

El lunes por la mañana, seis días antes del primer cumpleaños de su hijo nacido en Estados Unidos, Enriquez manejaba hacia su trabajo de contratación y fue detenido por un oficial de la policía del estado de Pensilvania.

El oficial le dijo que su registro de vehículo había expirado. La prometida de Enríquez dice que habían mantenido su registro actualizado; dado que Pennsylvania no pone calcomanías con fecha de registro en las placas del vehículo.

Lamentablemente Osman fue detenido y acusado de una infracción menor de tránsito y entregado a las autoridades de ICE y desde entonces guarda prisión en el condado York, Pennsylvania.

Limbo legal

Osman Enriquez / Foto Facebook

Medios locales habían denunciado en noviembre que el Servicio Postal había extraviado solicitudes de cientos de jóvenes beneficiarios del programa DACA, en ese entonces el Servicio de Inmigración y Ciudadanía, (USCIS) se retractó, declarando que los inmigrantes cuyas renovaciones DACA se hubieran enviado a tiempo recibirían la oportunidad de volver a presentar la solicitud.

“Tan pronto como el servicio de correo postal (USPS) complete su evaluación, identifique tales solicitudes y proporcione esta información, USCIS enviará a los solicitantes de DACA afectados una carta invitándolos a volver a presentar su solicitud. Si recibe dicha carta, tendrá 33 días calendario a partir de la fecha de la carta para volver a enviar su solicitud”.

Pero mientras tanto, Enriquez está en el limbo. Su permiso de trabajo había expirado, pero aún tenía que trabajar para mantener a su familia; su licencia de conducir había expirado, porque solo era válida siempre y cuando tuviera DACA, pero aún necesitaba conducir para ir a trabajar.

“el oficial de la policía estatal llamó a Inmigración para que recogiera a Enriquez. Los agentes de ICE se lo llevaron al centro de detención de York y le entregaron un aviso para que compareciera ante un tribunal de inmigración, iniciando formalmente los procedimientos de deportación en su contra” afirma Carranza.

Futuro incierto 

Demócratas y activistas pro inmigrantes, han estimado que 122 inmigrantes perderán sus protecciones DACA todos los días entre el 5 de octubre y el 5 de marzo. (Eso no cuenta a los inmigrantes arrestados por ICE a pesar de tener DACA, o cuyas protecciones DACA han sido despojados de ellos después de un arresto).

Mientras tanto, abogados trabajan en el caso de Enriquez para que pueda tener una segunda oportunidad en el país y que no sea separado de su familia.