Amanda Morales, ha vivido de forma irregular en Estados Unidos desde el 2004 y decidió buscar refugio en vez de acudir a su cita con inmigración.

“Tengo miedo, pero al mismo tiempo me siento segura aquí”, dijo durante una conferencia de prensa en Holyrood Church, en el barrio de Washington Heights donde se encuentra resguardada.

El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE por sus siglas en inglés) le dijo a la guatemalteca, durante su última cita este mes, que sería deportada y necesitaba comprar un boleto de avión de ida a Guatemala.

Amanda, de 33 años, dijo que dejó su natal Guatemala huyendo de la violencia; tiene tres hijos nacidos aquí en Estados Unidos, Dulce Carvajal, de 9 años, Daniela Carvajal, de 8 años, y David Carvajal, de 2 años.

“Lo que quiero es quedarme en este país con mis hijos para que no se queden solos, indefensos”, dijo a los periodistas.

Foto: ABC News

Amanda cuenta con el respaldo del congresista, Adriano Espaillat del distrito 13 de Nueva York, quien la acompaño durante la conferencia de prensa y confirmó que planean solicitar formalmente una suspensión de su deportación para que los niños no se separen de su madre. También dijeron que Morales no saldría de la iglesia hasta que su situación fuera resuelta.

“El ICE no debe venir aquí, ellos no vendrán aquí”, dijo el representante Adriano Espaillat (D-NY). “Ellos quieren enviar a la gente de vuelta a hacerse daño, decimos que no”.

Foto: ABC News

El padre Luis Barrios, de Holyrood Church, dijo que cualquier inmigrante que necesite refugio será tomado por la iglesia.

“No podemos ser indiferentes al sufrimiento humano”, explicó.

Holyrood pertenece a la New Sanctuary Coalition de Nueva York, una red interreligiosa que ayuda a los inmigrantes.

Una portavoz de ICE en Nueva York dijo que no podía proporcionar información sobre alguien que no está bajo custodia de ICE.

 

Con información de ABC News