Victorina Morales, de 47 años, trabajó durante cinco años como ama de llaves en el club de golf de Trump en Bedminster, Nueva Jersey, le fue negado el asilo y su caso fue remitido a un juez de inmigración que deberá evaluar “un procedimiento de expulsión”.

La inmigrante guatemalteca que trabajó para un club de golf de Donald Trump y tras ser despedida salió a la luz cuando denunció que durante años varios inmigrantes indocumentados fueron contratados por la organización Trump.

Morales ingresó de forma ilegal a Estados Unidos en 1999 y trabajó desde 2013 hasta 2018 en el club de golf de Bedminster (Nueva Jersey) de Trump como ama de llaves. Ella asegura que utilizó un seguro social y una green card falsos y que sus supervisores lo sabían.

En enero de 2019 la Organización Trump, una de las compañías del presidente liderada ahora por sus hijos Eric, Donald Jr., e Ivanka, despidió a alrededor de una docena de empleados sin estatus migratorio, entre ellos a Morales. Esto dejó en evidencia cómo la organización empleaba a trabajadores indocumentados en sus clubes y campos de golf por todo el país, aunque no es claro cuántos.

Solicitud de asilo

Aníbal Romero, abogado de la guatemalteca, explicó al periódico Washington Post que Morales había gestionado una solicitud de asilo ante al Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos alegando el incremento de la violencia en Guatemala y el hecho de que tras sus denuncias se ha convertido en un objetivo mayor.

La agencia de inmigración rechazó sus argumentos porque hizo la gestión demasiado tarde, según información citada por el Washington Post, indica que este tipo de solicitudes deben ser presentadas antes de transcurrir un año de la llegada a Estados Unidos.

Morales no lo hizo mientras permaneció sin documentación legal durante 19 años, pero luego de que su caso salió en los medios de comunicación y su nombre quedó expuesto tomó la decisión de pedir el asilo. El 5 de febrero de 2019, inclusive, asistió al discurso del presidente del Estado de la Unión como invitada de la representante demócrata por Nueva Jersey Bonnie Watson Coleman.

” Su solicitud de asilo ha sido remitida a un juez de inmigración para su adjudicación en un procedimiento de expulsión”, según la mencionada carta, firmada por el director de la oficina de asilo en Newark.

El juez fijó para el día 26 de agosto su próxima audiencia en la corte. Aunque Morales podría ser deportada si el juez rechaza su petición, el abogado dijo que no sería de inmediato porque los procedimientos pueden demorarse un año o más.

Síguenos

13 hours ago

ElPaís502

#28N Inmigrantes guatemaltecos protestan en Los Ángeles en solidaridad con compatriotas en Guatemala. #BastaYa #YOCOMOFRIJOLES See MoreSee Less

View on Facebook