Guatemala pedirá investigación sobre la muerte de otro niño guatemalteco bajo custodia de la Patrulla Fronteriza durante la Navidad

Según reportaron autoridades migratorias de Estados Unidos un menor de 8 años de origen guatemalteco habría muerto en la madrugada de este martes 25 de diciembre, mientras se encontraba detenido en Nuevo México, después de haber sido dos veces recluido en un centro hospitalario.

Según la información oficial de la Patrulla Fronteriza, el deceso ocurrió después de que el menor fue recluido dos veces en un centro hospitalario.

El Centro de Protección de Fronteras dijo que el niño mostró “signos de enfermedad potencial” desde el lunes y fue llevado con su padre a un hospital en Alamogordo, Nuevo México.

Los médicos le diagnosticaron resfriado y fiebre. Le dieron medicamentos y lo pusieron en libertad el lunes por la tarde. Sin embargo, el menor habría regresado al hospital de nuevo en la noche, en donde después de ser internado murió apenas unas horas después.

El niño fue retenido por 90 minutos adicionales para observación y luego salió del hospital a media tarde el 24 de diciembre con recetas de amoxicilina e ibuprofeno.

Pero la noche del 24 de diciembre, el niño presentó náuseas y vómitos y fue trasladado de nuevo al Centro Médico Regional Gerald Champion para su evaluación y tratamiento.

El niño falleció poco después de la medianoche ya del 25 de diciembre. Se desconoce la causa oficial de la muerte del niño.

Se ha notificado a la Oficina del Inspector General del Departamento de Seguridad Nacional.

Gobierno de Guatemala pide investigación

A través de un comunicado oficial, la Cancillería guatemalteca afirmó que “solicitará una investigación clara y resguardo del debido proceso sobre este caso” a las autoridades de EE. UU. Según la información, también se solicitó los informe médicos que se efectúen, para esclarecer la causa de la muerte del niño.

“La canciller Sandra Jovel ha instruido atender este caso con la mayor diligencia posible, así mismo indicó que el Gobierno de Guatemala dará toda la asistencia y protección consular necesaria al padre, así como se hará cargo del proceso de la repatriación de los restos del menor hacia Guatemala”, se indica.

Además, el consul guatemalteco en Phoenix sigue el caso y espera entrevistar al padre de la víctima “para conocer su versión de los hechos”.