En un hecho violento agentes de la Policía Nacional Civil de Guatemala forcejearon con migrantes, en su mayoría africanos, para poderlos expulsar del país y trasladarlos a la frontera con Honduras.

Las personas originarias de Camerún, Ghana, Angola, Haití y El Congo ingresaron el sábado pasado y se encontraban en un inmueble de migración ubicado en la zona 5 capitalina cuando la PNC llegó para trasladarlos pero debido a que muchas personas se rehusaron los agentes utilizaron gas pimienta para reducirlos al orden.

De acuerdo a la Dirección General de Migración de Guatemala, por protocolos no pueden ser repatriados a su país de origen sino del cual provienen. La intención de los migrantes era llegar a México.

Estas acciones por parte de Guatemala, obedecen a la presión que el gobierno de Donald Trump está ejerciendo en México y los países centromaericanos de detener el flujo migratorio irregular.

México desplegará militares en la frontera con Guatemala a fin de reducir el paso por su territorio.

De acuerdo a reportes de prensa estadounidense, Estados Unidos planea deportar a unas 50,000 personas que han ingresado de dorma irregular en las últimas semanas por su frontera sur.

Fotos: Publinews.gt Migrante de origen africano forcejea con la Policía Nacional Civil en ciudad de Guatemala

Foto: Publinews.gt