El Gobierno del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, podría mantener a los padres de menores indocumentados retenidos en centros de detención y liberar a sus hijos tras la orden de una jueza federal, según dijeron este martes representantes de la Administración federal.

Abogados del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) señalaron al magistrado federal James E. Boasberg, con tribunal en Washington, que aun no han decidido cómo van a cumplir la orden dada el pasado 26 de junio por la jueza federal Dolly Gee, quien determinó la liberación de los menores indocumentados debido a los riesgos de la pandemia del coronavirus.

Los representantes de la Administración federal pidieron además tiempo adicional para hacer más seguras las condiciones en los centros de detención, según recoge el diario The Washington Post.

ICE controla tres centros de detención para familias migrantes (dos en Texas y uno en Pensilvania) y, según el fallo de Gee, el 8 de junio había 124 menores en custodia.