El presidente electo de Guatemala, Alejandro Gimmattei, se encuentra de visita en Washington, D.C. en donde ha tenido reuniones de alto nivel con autoridades de gobierno estadounidense, empresarios y la comunidad migrante guatemalteca.

En una entrevista a la Voz de America, Gimmattei afirmó que el acuerdo migratorio que el presidente Jimmy Morales firmó con el gobierno de Donald Trump ha sido mal interpretado y mal informado a los medios de comunicación y espera tener el apoyo económico de Estados Unidos para crear ciertas condiciones en su país.

“Estamos pidiendo tres o cuatro medidas que podrían aumentar la empleabilidad en Guatemala. Uno de ellos tiene que ver con el origen del hilo”, dijo en alusión a un sector que según sus cálculos podría generar 200.000 nuevos empleos en menos de un año.

Explicó además que ha pedido a las autoridades estadounidenses que libere la importación de productos como los frutos del bosque, el aguacate y la carne. Esto, apuntó, “permitiría acercarnos a 400.000 nuevos empleos en Guatemala en un año”.

“Con eso detenemos la emigración del lado guatemalteco”, enfatizó. Dijo estar en “en sintonía” con EE.UU., pero advirtió que la diplomacia “se basa en la reciprocidad” y “respeto mutuo”.

Tambié afirmó que están trabajando con el Banco Interamericano de Desarrollo en un plan para proponerle a México el desarrollo fronterizo de la zona entre México y Guatemala, que incluiría la instalación de un área económica especial con una zona franca binacional.

“Los muros de armas o los muros físicos, no detienen al ser humano”, dijo Giammattei. “¿Sabe lo que lo detiene? Los muros de prosperidad. Tenemos que generar un gran muro de prosperidad en Guatemala”.

Guatemala no puede ser un Tercer País seguro

El presidente electo fue enfático al advertir que su país no está en condiciones ni siquiera de responder a los problemas de su población, que incluyen la violencia y la pobreza, de modo que no puede hacer mucho por ciudadanos de otros países.

“¿Cómo va a hacer Guatemala para dar vivienda a miles de asilados? ¿Cómo va a hacer para dar empleo a miles de asilados? No es tan sencillo. El tercer país seguro está en la disposición de dar esas cosas. Nosotros no estamos en la bonanza económica para hacernos cargo de eso”, indicó.

Giammattei recordó que en virtud de la Convención de Ginebra, los países para aplicar como “tercer país seguro” deben garantizar cuestiones básicas a los migrantes como seguridad, salud, educación, alimentación y vivienda.

“No podemos garantizarles (estos requisitos)”, dijo Giammattei. “No lo podemos garantizar a los propios, menos a los extraños”, aseguró.