El fiscal general viajó a la frontera para lanzar un duro discurso en inmigración justo días después de la llegada de la caravana de migrantes centroamericanos.

“Si cruzan la frontera de forma ilegal, los procesaremos. Es así de simple”, dijo el Fiscal General, Jeff Sessions,  en un discurso en la conferencia de la Asociación de Agencias Estatales de Investigación Criminal, en Scottsdale, en el estado de Arizona. Sus palabras se producen días después de la llegada a la caravana de inmigrantes a la frontera con California.

Este anuncio forma parte de una nueva iniciativa del Gobierno del presidente Donald Trump para reducir la inmigración ilegal. Sessions incidió en este asunto durante su visita a la frontera con México en San Diego, California, donde estuvo acompañado por el titular en funciones del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), Thomas D. Homan.

“Aquellos inmigrantes que se entreguen en una garita o puerto fronterizo para pedir asilo no serán castigados y se estudiará su solicitud”. Sin embargo, advirtió que aquellos que crucen ilegalmente la frontera, aunque se entreguen a las autoridades, serán procesados inmediatamente.

“He establecido una política de tolerancia cero para la entrada ilegal en nuestra frontera sur. Si cruzas la frontera de manera ilegal, te procesaremos. Es así de simple”, subrayó.

El Departamento de Justicia (DOJ), que él preside, y el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, en inglés) se asociaron, indicó, para procesar el 100% de los cruces fronterizos ilegales de la frontera con México para su enjuiciamiento “inmediato”.

“No vamos a tolerar más esto, no vamos a dejar que este país sea invadido, pararemos la estampida y la anarquía”, advirtió.

Una medida esperada

La separación de menores de sus padres en la frontera no es un tema nuevo. En marzo del año pasado, el entonces secretario del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), John Kelly, indicó que el gobierno estaba considerando esta posibilidad para “desalentar el movimiento” de inmigrantes en la frontera que llegan a Estados Unidos en busca de asilo tras huir de sus países.

La llegada de niños con adultos, las llamadas unidades familiares (UAC), representaron en año fiscal 2016 casi 2 de cada 10 detenciones realizadas en la frontera sur de Estados Unidos, de acuerdo con datos de la Patrulla Fronteriza. En total, 77,674 personas que llegaron con familiares fueron detenidas.

Con información de Univision.