Dejar nuestra querida Guatemala para buscar mejores condiciones de vida es algo que miles de guatemaltecos en Estados Unidos comparten. El trabajar se convierte en una prioridad y obligación para lograr el objetivo de tener una situación económica diferente a la que se dejó atrás. Pero a veces nuestra salud se deteriora silenciosamente y nos sorprende con fuertes golpes.

Ese fue el caso de un guatemalteco de 43 años residente en el área de Los Ángeles, California. Fernando Carranza sufrió un accidente cerebrovascular, perdió la memoria y partes del lado derecho de su cuerpo están paralizadas. Desde hace una semana se encuentra hospitalizado en Beverly Hospital en la ciudad de Montebello, California; y en los próximos días será trasladado a White Memorial Hospital.

El connacional originario de la zona 5 y quien llegó a Estados Unidos desde el 2001, tiene una familia de 4 hijos; tres pequeñas de 14, 6 y 2 años. El varón de 18 años fue diagnosticado hace dos años con esclerosis múltiple, por lo que en los últimos meses ha necesitado cuidados médicos.

Largas jornadas de trabajo

Foto: Fernando Carranza

Mientras la mayoría de la población duerme, Fernando se dedicaba a manejar su camión para llevar alimentos frescos a diferentes cadenas de supermercados. Carranza conducía largas jornadas por las extensas carreteras de California; un trabajo exigente pero le había dado ese alivio económico para sacar adelante a su familia desde el 2003.

Ahora, la cabeza de la familia, está imposibilitado para poder continuar laborando; familiares y amigos se han unido para recaudar fondos que le permitan a la familia sobrevivir y cumplir con todos los procedimientos médicos que este guatemalteco necesita.

Si usted desea colaborar puede ir al siguiente enlace: https://www.gofundme.com/f/fer-had-a-stroke-he-and-his-family-need-help

Fotografía del Camión que manejaba Fernando.
Familia Carranza

Síguenos

2 days ago

ElPaís502

René Corado, de lustrar zapatos durante su niñez en Guatemala, a Director del Museo de Aves más grande del mundo, en Oxnard, California. See MoreSee Less

View on Facebook