Una corriente de aire polar se ha desviado hacia el sur y va a congelar la parte central de Estados Unidos durante el fin de semana, provocando una bajada de temperaturas que podría cubrir de nieve algunas zonas y marcar récords históricos de frío en pleno otoño, según The Weather Channel.

Este invierno temprano aterrizó primero al norte de las Grandes Llanuras el miércoles, con temperaturas alrededor de los 10 grados Fahrenheit que hoy sábado han caído hasta casi cero grados. En el norte de Minnesota y el este de Dakota del Norte, se llegó a bajo cero en la mañana del martes y el jueves. La localidad de International Falls (Minnesota) marcó su récord a estas alturas de temporada, con menos 14 grados Fahrenheit.

Esa ola de frío polar se dirige ahora hacia el noreste, donde las temperaturas apenas han superado los 20 grados Fahrenheit este viernes, con rachas de viento heladas en Nueva York y Nueva Inglaterra que rebajaran la sensación térmica por debajo de cero grados durante el fin de semana. Hoy podría nevar en el área de los Grandes Lagos, donde la temperatura es hasta 25 grados por debajo de lo habitual.

El servicio metereológico contempla que se puedan batir los récords históricos de frío para estas alturas del año, que en Boston son 24 grados (alcanzados en 1911), en Nueva York son 28 grados (en 1933) y en Washington DC son 26 grados (en 1973). Son temperaturas propias de Fin de Año, no del fin de semana de los Veteranos.

La semana que viene volverán a subir las temperaturas, pero ya está confirmado que este año se producirá el fenómeno de La Niña, lo que afectará al pronóstico para todo el invierno: las temperaturas serán en general más altas (excepto en el norte), y la temporada de huracanes más fuerte aún de lo habitual.