La mano dura del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, contra los inmigrantes indocumentados nunca ha sido un secreto: desde su campaña anunció medidas más severas y las ha reiterado durante su primer año de gobierno. Además, así lo confirman las cifras de arrestos que ejecutó el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) en el año fiscal de 2017, que alcanzó un máximo en los últimos tres años, de acuerdo a un reciente informe del Centro de Investigaciones Pew.

En total se registraron 143.470 detenciones en Estados Unidos entre octubre de 2016 y septiembre de 2017, un aumento del 30% en comparación al año fiscal anterior. Pero, la gran mayoría de esos arrestos ocurrió desde que Trump asumió el cargo el 20 de enero de 2017.

Miami registró el mayor aumento de arrestos con un 76%, seguido de Dallas con un 71% y St Paul con 67%. Mientras que, en contraste, las regiones cercanas a la frontera con México experimentaron un aumento menor al promedio nacional del 30%: en el caso de Phoenix fue del 20%, mientras que El Paso registró un 17%. Eso sí, advirtió el Pew, en ninguna región se presentó una disminución en las capturas.

Gráfico de CNN en Español

El Centro Pew también destacó que la mayoría de los arrestos no siempre ocurrieron en sitios cercanas a la zona fornteriza con México ni en los lugares con grandes poblaciones de inmigrantes indocumentados, como Los Ángeles y la ciudad de Nueva York. “Los recientes patrones de arrestos de inmigrantes demuestran un creciente énfasis de las autoridades federales en esfuerzos de aplicación de medidas internas”, explicó Pew.

Con información de CNN en Español.