A través del Ministerio de Relaciones Exteriores y de Trabajo se firmó un acuerdo de cooperación con la Embajada de Estados Unidos en la Ciudad de Guatemala, para facilitar una mayor transparencia, responsabilidad y seguridad en los programas de visas de no inmigrante H-2 para trabajadores temporales.

Canciller de Guatemala Pedro Brolo (izq) Ministro de Trabajo Rafael Rodríguez (cent) y Embajador de EEUU en Guatemala Luis Arreaga durante la firma de convenio en el Palacio Nacional de la Cultura. Guatemala.

Guatemala es el tercer país más grande en emisión de visas H-2 según información de la embajada estadounidense acreditada en el país centroamericano. Por ello este acuerdo pretende beneficiar a más guatemaltecos que buscan llegar a Estados Unidos de forma legal.

“Los guatemaltecos que participan en los programas de visas H-2 pueden trabajar legalmente en los Estados Unidos de manera temporal y llevar salario a sus familias y comunidades, garantizando una alternativa legal a los peligros de la inmigración ilegal”. afirmó el Embajador de Estados Unidos Luis Arreaga.

De acuerdo a un comunicado oficial de la embajada americana, el Ministerio de Trabajo de Guatemala brindará salvaguardas adicionales para los trabajadores temporales registrados para posible empleo en los Estados Unidos y ofrecerá servicios gratuitos de reclutamiento y selección para los empleadores estadounidenses.  El acuerdo complementará las leyes estadounidenses existentes y fortalecerá las protecciones para los trabajadores estadounidenses, así como para los posibles trabajadores guatemaltecos con visa H-2.  

Adicionalmente, garantizará que los trabajadores guatemaltecos con visa H-2 sean menos susceptibles a estafas y que no se les cobren tarifas excesivas como parte de los programas de visas.

El programa de visas de no inmigrante H-2A y H-2B permite a las empresas del sector agrícola y no agrícolas de Estados Unidos contraten a trabajadores temporales provenientes de 85 países elegibles, luego que los empleadores demuestren que en Estados Unidos no existe suficiente mano de obra calificada y disponible en el momento y lugar que se requiera y que el empleo de los trabajadores extranjeros no afectará negativamente los salarios y las condiciones laborales de los trabajadores estadounidenses que tengan un empleo similar.

Síguenos