Los migrantes guatemaltecos realizaron en promedio 15 envíos durante 2017, lo que significa que aumentaron los volúmenes y las frecuencias de remesas. En 2017 los envíos sumaron US$8.192,2 millones, un 14% más que en 2016.

El efecto psicológico a las deportaciones masivas, fue la causa que incrementó el envío de remesas familiares en 2017, según el estudio, Remesas América Latina y el Caribe 2017.

El estudio demuestra que el 43% de los migrantes consultados en Estados Unidos afirmó que el incremento en el envío de las remesas fue por el temor a las deportaciones, cuando tomaron posesión las nuevas autoridades de gobierno estadounidense.

“Si me deportan que todo el dinero esté en Guatemala”, opinaron los migrantes consultados en estudio.

“Esto se tradujo en un efecto psicológico, explicó Manuel Orozco, director de Diálogo Interamericano, entidad -con sede en Washington- que estuvo a cargo de la investigación” 

Los migrantes guatemaltecos realizaron en promedio 15 envíos durante 2017, lo que significa que aumentaron los volúmenes y las frecuencias de remesas una tendencia que no se había observado previamente.

En el informe, Guatemala figura como uno de los siete países con mayores tasas de crecimiento de dos dígitos para América Latina, que fue de un 14.9%.

Las remesas familiares enviadas por migrantes guatemaltecos desde el extranjero, en su mayoría de Estados Unidos, sumaron US$8.192,2 millones 2017, el más alto del que se tiene registro, informó el Banco de Guatemala (Banguat, central) a medios de comunicación guatemaltecos.

La institución detalló que las remesas de 2017 superan en 14% los US$7.159,9 millones de 2016, que también fue un monto histórico.

En 2015, los guatemaltecos radicados en el exterior enviaron US$6.284,9 millones.

Otros países que crecieron al mismo ritmo que Guatemala fueron: El Salvador, Honduras, Hatí, República Dominicana y Colombia.

En total los países de América Latina recibieron US$75.000 millones en concepto de remesas familiares durante 2017.

La economía guatemalteca depende sustancialmente de las remesas que envían sus emigrantes desde el exterior, sobre todo de Estados Unidos, equivalente a 70% de los ingresos por exportaciones, que en promedio alcanzan US$10.000 millones anuales.

Con información de Prensa Libre.