Colectivo de Mujeres Sin Papeles  salieron en apoyo de una mujer guatemalteca que enfrenta deportación.
Lucy ha vivido como trabajadora indocumentada en Montreal, Canadá durante los últimos nueve años luego de la muerte de su esposo. Bajo amenazas de los maras, la guatemalteca decidió escapar de su país a través de México, para llegar a Estados Unidos y posteriormente a Canadá.

Desde entonces ha sido el sustento para sus tres hijos, quienes permanecen en Guatemala bajo el cuidado de su abuela.

El pasado verano sometió una solicitud de residencia permanente por motivos humanitarios, con la esperanza de poder quedarse en el país. Sin embargo, nunca recibió una respuesta por escrito, fue todo lo contrario. El martes pasado, agentes de la Agencia de Servicios Fronterizos de Canadá la arrestaron y la sacaron de su casa, utilizando el uso de la fuerza.

Mientras permanece en un centro de detención, Lucy tiene una orden de deportación que será ejecutada este martes 27 de marzo.

Varias organizaciones, incluyendo Solidarity Across Borders y el Centro de Trabajadores Inmigrantes plantearon su caso hoy y esperan presionar al gobierno federal para que detenga la deportación.

 

Canadá una ciudad santuario 

Se estima que hay alrededor de 40,000 personas sin estatus viviendo en Montreal. Si bien fue declarada oficialmente ciudad santuario, lo que significa que alguien sin papeles puede recibir servicios municipales sin temor a la deportación, en última instancia depende del gobierno canadiense decidir si una persona puede quedarse o marcharse.

La organización Solidaridad Trans-fronteriza dijo que este caso particular envía un mensaje a otros inmigrantes indocumentados que viven en Canadá que están en riesgo.

“Puedes vivir sin acceso a servicios básicos, sin atención médica, cosas que la mayoría da por sentado como derechos”, dijo Bill Van Driel. “Sus hijos pueden vivir en la precariedad, básicamente usted puede trabajar en los empleos más mal pagados y peligrosos sin una pizca de seguridad, y puede quedarse”.”Pero si quiere los mismos derechos que cualquier otra persona, CBSA vendrá por usted”, dijo.

El grupo está pidiendo a los ministros federales de Inmigración y Seguridad Pública que intervengan; también piden una investigación independiente sobre la conducta de los oficiales de la CBSA que arrestaron a Granados.

 

Vía Montreal News