De acuerdo a una publicación del periódico Washington Post, el embajador guatemalteco, Manuel Espina, se reunió con el congresista Vicente González a quien le expresó que Guatemala daría la bienvenida a las tropas estadounidenses para ayudar a asegurar su frontera norte.

Después de dicha reunión, González escribió una carta al presidente Donald Trump instándole a aceptar la oferta. La carta, solicitando a Estados Unidos que enviara personal militar, fue obtenida por The Washington Post.

“El presidente guatemalteco Jimmy Morales ha indicado que agradecería la introducción de tropas estadounidenses en la frontera norte de Guatemala”, escribió González el 16 de abril. “Si desea ver menos detenciones en la frontera entre EE. UU. y México, lo alentaría a que tome en serio considerar la oferta del presidente Morales “, escribió el funcionario estadounidense.

González dijo que cree que enviar 100 agentes estadounidenses a Guatemala sería insuficiente, y que continuará presionando para enviar fuerzas militares estadounidenses a Guatemala, con la aprobación de Morales, “en una misión humanitaria para ayudar a asegurar la frontera de Guatemala”.

González dijo que no recibió una respuesta de la Casa Blanca.

Sin embargo, la publicación también revela que es un hecho que Estados Unidos enviará investigadores y agentes del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) para reforzar la frontera entre Guatemala y México.

Un funcionario del DHS dijo que en total unos 80 miembros del personal policial de los EE. UU. se desplegará como parte de la misión.

Otro funcionario del DHS dijo que, como parte de ese grupo de apoyo, Inmigración y Control de Aduanas enviará a 18 agentes investigadores de Seguridad Nacional y analistas de inteligencia, junto con seis agentes de la división de Operaciones de Ejecución y Remoción.

Silencio por parte del gobierno

Según reportan medios locales, el gobierno de Jimmy Morales no se ha pronunciado sobre la revelación del periódico estadounidense. El Ministerio de Relaciones Exteriores tampoco ha emitido ningún comentario al respecto.

Lo que si está claro es que el gobierno de Jimmy Morales, abalaría que militares estadounidenses se posicionen en la frontera entre México y Guatemala para frenar la migración de sus mismos compatriotas por presiones que Estados Unidos esta imponiendo a los países del Triangulo Norte.