El congresista Luis Gutierrez anunció este martes en una conferencia de prensa desde su natal Chicago, que se retira de la política después de 24 años de representar a los inmigrantes en el Congreso de Estados Unidos. 

Luis V. Gutiérrez, anunció su súbita jubilación a partir de 2019 para continuar su lucha por los inmigrantes con otro enfoque y dedicarse de lleno a la reconstrucción de su natal Puerto Rico.

Durante una emotiva rueda de prensa bilingüe en Chicago (Illinois) transmitida en vivo a través de Facebook, Gutiérrez explicó varias veces que no está abandonando la lucha por los inmigrantes y que su posible sucesor, el mexicano Jesús “Chuy” García, es el candidato idóneo para reemplazarlo en el escaño por el distrito 4 en la Cámara de Representantes.

“No me retiro del teatro público en EEUU, busco nuevas avenidas…no me estoy retirando de la lucha por los derechos de los inmigrantes, estoy cambiando mi enfoque, quiero ampliar mi enfoque” y otras causas progresistas, enfatizó Gutiérrez en una hacinada rueda de prensa también acompañado de su familia.

Gutiérrez, quien cumplirá 64 años el mes próximo, señaló que el Congreso “no es para una eternidad” y que se siente feliz por la decisión que tomó, ahora que tiene la salud y energía para canalizar sus luchas.

En el Congreso, Gutiérrez es uno de los rostros más destacados en la lucha por la reforma migratoria, y ha participado en numerosas huelgas de hambre, ayunos, protestas, marchas, foros, talleres, y actos de desobediencia civil en los que fue arrestado.

Se enfrentó en numerosas ocasiones incluso al entonces presidente Barack Obama, por el número récord de deportaciones, y su manejo inicial de la crisis humanitaria en la frontera sur en 2014.

Activistas de la comunidad inmigrante consultados por este diario sintieron hoy el anuncio como un “duelo”, y algunos, como Angela Kelley, lo describieron como un “súper héroe”.

Es como perder a un super héroe,  pero le creo de que no está abandonando esta lucha sino que la llevará a otro campo de batalla. Su tenacidad y su compromiso en la defensa de los inmigrantes serán difícil de reemplazar” afirmó Kelley, Angela Kelley, analista del “Open Society Policy Center”.

Kica Matos, portavoz del Movimiento por una Reforma Migratoria Justa (FIRM), dijo que Gutiérrez ha sido “una voz incansable, apasionada y sin miedo en pro de las familias inmigrantes, y echaremos de menos su voz en el Congreso”.

“Necesitamos a 435 congresistas en la Cámara de Representantes y 100 en el Senado, como el congresista Gutiérrez, y no dejaremos de construir esas relaciones hasta que los once millones de  inmigrantes indocumentados tengan una vía hacia la ciudadanía”, prometió Matos.

Con información de La Opinión