De acuerdo al medio de comunicación guatemalteco Con Criterio, familiares cercanos al vicepresidente de la república vivieron en Estados Unidos de forma irregular.

La historia de los familiares del vicepresidente ha quedado a la luz pública por un incidente con la justicia estadounidense, que generó que Juan Alberto Fletcher Gordillo, yerno del vicepresidente Jafeth Cabrera, fuera condenado a 2 años de prisión por posesión de armas de fuego sin autorización.

El hecho ocurrió el 17 de noviembre de 2017, la versión de los agentes de ICE indica que llegaron a la residencia de Fletcher y Cabrera en Fort Lauderdale, en Florida: “La pareja estaban por salir de la residencia y ninguno portaba identificación personal consigo. La hija del vicepresidente, Flor de María Cabrera Cortez, autorizó a los oficiales a ingresar a la residencia para ir a por los pasaportes e identificaciones. Antes de que los agentes ingresaran a realizar una revisión preventiva a la residencia, Fletcher les alertó que poseía armas” se lee en el reporte de las autoridades de Inmigración y Aduanas.

Los oficiales detallaron lo que encontraron en la residencia: 2 pistolas en la sala familiar y 2 rifles de asalto en el dormitorio principal. Además encontraron 30 tolvas con municiones para los fusiles y 50 cartuchos para pistola 9 milímetros.

El yerno del vicepresidente fue arrestado en la escena y, a partir de entonces, empezó un juicio: aunque la tenencia de armas es permitida en Estados Unidos, él no está autorizado dado que su estatus migratorio no cumple con las normas de ese país. Fletcher se declaró culpable y así fue condenado a 24 meses de prisión más una multa de US$5 mil y 3 años de libertad controlada.

La hija del vicepresidente pago la multa en la corte de Florida.

Sin documentos legales

Al momento del arresto, Juan Alberto Fletcher Gordillo y Flor de María Cabrera Cortez,  se encontraban viviendo en West Palm Beach, Florida, Estados Unidos, desde enero de 2006 ambos quedaron sin documentos legales, ya que sus visas habian expirado. La pareja habia migrado desde julio de 2004, a donde viajaron para que Flor de María recibiera tratamientos oculares en el hospital Bascom Palmer, ubicado en ese estado.

Los documentos de la Corte de Florida no registran ninguna determinación respecto del estatus migratorio de la hija y yerno del vicepresidente, pero de acuerdo a procedimientos de la Agencia de Inmigración de Aduanas al cumplir su sentencia deberían ser expulsados del país y retornar a Guatemala.

El vocero del vicepresidente Jafeth Cabrera, consultado por ConCriterio, declinó comentar sobre el tema.