“El frío extremo va a ser peligroso”, advirtió un vocero del Servicio Meteorológico Nacional, que recomendó tomar todas las precauciones. El frente gélido podría traer la próxima semana las temperaturas más bajas en 130 años en zonas de Nebraska. 

La costa noreste y el medio oeste del país viven desde hace días una ola de frío que dio la despedida al año 2017 y la bienvenido al nuevo año, sobre todo en el norte del país donde en los próximos días se esperan temperaturas aún más bajas, nieve y viento de origen ártico según reportan medios locales.

Este clima, extremadamente frío, se sentirá al este de las Montañas Rocosas el fin de semana, con bajas temperaturas récord en la zona central, dificultando los viajes.

En el centro del país, la próxima semana podría traer las temperaturas más bajas en 130 años en zonas de Nebraska, dijo David Eastlack del servicio meteorológico.

“El frío extremo va a ser peligroso”, dijo en una entrevista telefónica, y advirtió a la gente del este de Nebraska y el oeste de Iowa que eviten salir o viajar en automóvil. El viento frío estaría cerca de menos 37 grados, un nivel en el que 10 minutos pueden ser suficientes para congelarse.