El Ministerio de Relaciones Exteriores de Guatemala a través del Consulado en Nueva York confirmó que se están realizando las gestiones correspondientes para poder trasladar el cuerpo de Edwin Ajacalón a su natal Sololá. 

El cónsul de Guatemala en Nueva York, Pedro Tzunun, lamentó la muerte del repartidor y mencionó que el Ministerio de Relaciones Exteriores de su país, en coordinación con el Consulado, ya está trabajando en el plan de repatriación del cadáver del adolescente.

“Esta es una tragedia lamentable, no solo porque se trata de un jovencito sino por la forma en la que ocurrió, lo que ha dejado a su familia que vive en Guatemala, totalmente destrozada”, aseguró el diplomático.

“Desde ya estamos apoyando y adelantando las labores para que sean enviados los restos del fallecido a Guatemala antes del viernes”, agregó el Cónsul, tras explicar que el joven era originario de la localidad de San José Chacayá de Sololá, un sitio muy humilde en el país centroamericano.

“Su tío, que es el único familiar que él tenía aquí, me contó que el joven al final no quería estudiar y prefería buscar trabajo para ayudar a su familia y aunque es un suceso muy doloroso, estamos aquí para apoyarlos”, agregó el funcionario. “Es algo muy lamentable porque el joven venía con una visión diferente, venía a buscar trabajo y salir adelante y ver si estudiaba, pero terminó de semejante manera”.

El conductor del automóvil que arrolló al adolescente fue otro joven de unos 19 o 20 años y la policía no sospecha que hubiera ninguna conducta criminal en el atropello, que se produjo cerca de las 6: p.m., aunque continúa investigando.

Este lunes por la noche activistas y familiares de víctimas de neoyorquinos atropellados, se reunieron en una vigilia en el mismo sitio donde Edwin Ajacalón perdió la vida, para exigir más protección para los ciclistas, con medidas como el incremento de cámaras de velocidad.

“La tragedia de la muerte de Edwin Ajacalón era evitable, como lo han sido las docenas de muertes que ocurren cada año debido al tráfico violento”, aseguró el presidente de Brooklyn, Eric Adams.

“Nuestras calles deben ser seguras para todos los que las usan. Cada uno de nosotros, independientemente de cómo viajemos, debe cambiar nuestro comportamiento en nuestras carreteras, y debemos combinar esa acción con los cambios de infraestructura, como el diseño sensato de la calle y el despliegue ampliado de las cámaras de velocidad. Pasar del punto A al punto B en la ciudad de Nueva York no debe asociarse con un deseo de muerte”, concluyó Adams.

Datos

  • 20 ciclistas han perdido la vida en lo que va del 2017
  • 292 intersecciones y 154 corredores viales prioritarios han sido señalados como muy peligrosos para los ciclistas y peatones en NY