En Washington D.C. y Virginia se han visto acumulaciones de nieve de hasta 13 pulgadas. Todas las oficinas federales de la capital, donde se prevé otra ligera nevada, estarían cerradas el lunes, pero el servicio de trenes y autobuses en el área metropolitana se reanudaría después de ser cerrado el domingo, informaron las autoridades.

La tormenta de nieve del fin de semana provocó accidentes de tránsito en los que perecieron al menos nueve personas. Entre los fallecidos se encuentra un policía estatal que sufrió una accidente mientras respondía a un reporte de choque. Hasta el momento la tormenta que comenzó en partes del Medio Oeste dejó a miles de personas sin electricidad y causó la cancelación de cientos de vuelos.

Tareas de Limpieza

La capital de la nación amaneció este domingo con más de cinco pulgadas de nieve debido al paso de la tormenta invernal que ha afectado a 50 millones de personas desde Ohio hasta Washington DC dejando una capa de nieve de más de 1,500 millas de larga.

Jim Hayes, pronosticador del Centro de Predicción del Servicio Meteorológico Nacional en College Park, Maryland, dijo el lunes por la mañana que habrá que “seguir cavando” sobre la gruesa capa de nieve.

“En Virginia, Washington y Maryland cayeron de 6 a 12 pulgadas de nieve y en algunos lugares hasta 13 pulgadas”, destacó el experto citado por Reuters.

El tráfico aéreo en el Aeropuerto Nacional Ronald Reagan y el Aeropuerto Internacional de Dulles estaba volviendo a la normalidad. A primera hora del lunes, menos de 150 vuelos fueron cancelados en las zonas afectadas y unos 1.600 se retrasaron, según el sitio de seguimiento de vuelos en línea Flightaware.

En el punto álgido de la tormenta, más de 1,600 vuelos fueron cancelados el domingo, la mayoría de ellos en los aeropuertos de Washington, Reagan y Dulles, reportó el sitio web.

Las alertas de tormentas invernales para millones de estadounidenses en 10 estados y Washington, D.C., fueron levantadas el lunes por la mañana en una franja de Estados Unidos desde Colorado hasta la costa este, mencionó Hayes.