La candidata presidencial del partido Semilla podría comparecer ante un juez a pedido del Ministerio Público para que responda a varias acusasciones en su contra ocurridas durante su gestión como Fiscal General.

El señalamiento contra Aldana es por la contratación, supuestamente anómala, de Gustavo Bonilla, decano de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad de San Carlos de Guatemala (Usac) por una consultoría o capacitación.

El año pasado, la CGC denunció la existencia de una plaza anómala adjudicada a José Carlos Marroquín, quien cobró Q1 millón por asesorias.

El argumento de los auditores es que Marroquín está asilado en Estados Unidos, por lo que no podría haber hecho la consultoría que estaba en el contrato sin presentarse al Ministerio Público. Incluso él nunca se presentó al ente investigador a firmar el contrato, sino que un abogado lo representó.

El señalamiento contra Aldana es por fraude, peculado por sustracción y abuso de autoridad.

La denuncia contra la exjefa del MP también incluye a Marroquín y a Rottman Pérez, exsecretario de Política Criminal del MP en tiempos de Aldana y ahora es uno de los colaboradores de sus aspiraciones políticas.

Otro señalamiento contra Aldana son supuestas anomalías que señalan diputados oficialistas por la compra de un edificio por Q35 millones en octubre de 2017, durante la gestión de la exjefa del MP.

Aldana dijo el domingo, luego de ser proclamada junto al economista Jonathan Menkos Zeissig como binomio presidencial del Movimiento Semilla, que está dispuesta a ser investigada sobre ese señalamiento de responsabilidad por esa supuesta plaza fantasma para Bonilla.

El binomio presidencial tiene hasta el 17 de marzo para inscribirse ante el Tribunal Supremo Electoral (TSE).