El presidente Donald Trump se negó a firmar este martes el paquete de alivio económico negociado por varios meses por republicanos y demócratas y que era ampliamente esperado por las miles de personas desempleadas en medio de la pandemia.

Su negativa pone en riesgo el amplio presupuesto al que dieron luz verde en el Capitolio para evitar un ‘cierre’ de dependencias del gobierno por falta de fondos desde el 29 de diciembre.

En su twitter escribió: El proyecto de ley “es muy diferente a lo anticipado. Es realmente una desgracia”, dijo Trump durante un video de unos 4:00 minutos publicado en su cuenta de Twitter. “El Congreso encontró abundante dinero para los países, cabilderos e intereses especiales extranjeros, mientras envió lo mínimo indispensable al pueblo estadounidense”, afirmó en declaraciones en las que parece haber mezclado las partidas dentro del paquete de estímulo económico con las que forman parte del presupuesto más amplio.

“Estoy pidiendo al Congreso que enmiende este proyecto de ley e incremente la cantidad ridículamente baja de $600 a $2,000 o $4,000 por pareja”, dijo luego en referencia al cheque de $600 estipulado en la legislación para la mayoría de los contribuyentes.

Trump no quiere que ayuda económica llegue a familias de inmigrantes

Donald Trump se quejó de que la ley concede el cheque a las familias de estatus mixto, donde solo uno de los cónyuges cuenta con un número de seguro social. Se quejó además de que las familias de estatus migratorio mixto que se quedaron por fuera de la última ronda de pagos, fueran incluidas en este acuerdo.

“Le pido al Congreso que se deshaga de los ítems innecesarios en esta legislación y que me envíe un proyecto de ley apropiado. O la próxima administración tendrá que entregar un paquete de alivio al covid, y tal vez esa administración seré yo. Y completaremos el trabajo”, creando confusión en no reconcer el triunfo del presidente electo Joe Biden.

El Congreso de Estados Unidos aprobó el lunes por la noche un nuevo rescate por valor de $900,000 millones para hacer frente a la devastación económica ocasionada por meses de pandemia sin ayuda gubernamental. Ahora inicia un nuevo capitulo de negociaciones entre ambos partidos.